Por María Luisa Gomez

Siguen manipulando la tasa de Oferta del Mercado Interbancario de Londres (LIBOR) y debe ser desechada y reemplazada por otras medidas de tasas de interés, dijo el 24 de septiembre Gary Gensler, presidente de la Comisión de Comercio de Mercados de Futuros (CFTC, por sus siglas en inglés) en una conferencia en el Parlamento Europeo. El CFTC de Gensler ya en el 2008 estaba investigando la manipulación de la LIBOR por parte de los más grandes bancos internacionales y formó parte del acuerdo judicial que se le impuso a Barclays Capital para que pagara $540 millones de dólares por estos delitos en julio.
Ha quedado claro que por lo menos entre 8 y quizá hasta 15 o 20 de los grandes bancos estuvieron totalmente metidos en la manipulación fraudulenta de las tasas LIBOR para sacarle más “jugo” a sus transacciones con derivados, manipulando los mercados de derivados en el proceso en detrimento extremo de los municipios y otros emisores de bonos e inversionistas a nivel mundial. Ellos también manipularon la “presentación” de sus tasas diarias LIBOR para mejorar sus posibilidades de recibir rescates gubernamentales en el 2008 y 2009.

Esto se ha caracterizado como un “cartel bancario global ilegal que restringe el comercio” y como el peor de todos los delitos que han cometido estos “bankdidos” en la historia moderna.

Gensler sorprendió al público de la conferencia al citar “cantidades enormes de datos” que muestran que todavía siguen manipulando la LIBOR a pesar de la intensa publicidad de los delitos del 2005 -2008, denuncias y las resultantes montañas de demandas legales de quienes perdieron mientras los departamentos de derivados de los bancos ganaban a montones.

Dado que los mercados de préstamos interbancarios han estado muertos desde el crac del 2007-2008, dijo Gensler, la LIBOR es “una tasa de referencia que carece de transacciones básicas observables” y que por lo tanto se puede manipular fácilmente, casi automáticamente, a favor de los corredores con derivados etc. Propuso deshacerse totalmente de la LIBOR a favor de tasas de interés que realmente se usen en la emisión de préstamos y bonos.

Al mismo tiempo, se filtraron documentos de uno de los bancos, el Royal Bank of Scotland (RBS), cien por ciento propiedad del gobierno británico, en donde se muestra intentos de manipular la LIBOR al por mayor por parte de los corredores del banco y funcionarios administrativos en Europa y Asia en fecha tan reciente como mediados del 2009. Las agencias Reuters y Bloomberg News informaron sobre los documentos y los publican en parte.

Anuncios