Benjamin Castro

El portal electrónico ruso (en inglés) Strategic Culture Foundation, en una serie de artículos firmados por Valentín Katasonov, deja al descubierto la profunda participación de los carteles de las drogas con los bancos y otros sectores legales de la economía. Aunque el artículo no le da crédito a los descubrimientos originales de esa red en el libro Narcotráfico, S.A. de la EIR en 1979, es evidente que la principal fuente del autor fue Narcotráfico S.A. Sin embargo lo que es importante señalar es que, de entre todas las naciones grandes en el mundo, Rusia es la única en donde se discute abiertamente la actividad delictiva relacionada a las drogas de los bancos internacionales.

Katasonov dice que la mafia actual incluye tres niveles jerárquicos: El nivel 1 lo constituyen los grupos que se ubican en el punto inicial de entrada y en el punto final de salida de la cadena de la oferta de drogas. En el nivel 2 están los grupos que se encargan de la oferta de drogas al mayoreo; generalmente a los grupos de este nivel se les llama carteles de las drogas y sindicatos, y sus cabecillas son los señores de las drogas. El nivel 3 son los grupos que no tienen contacto directo con la distribución de las drogas. Los bancos, servicios secretos y los medios son las instituciones principales que componen este nivel en la jerarquía narcotraficante; todos ellos son completamente legales desde el punto de vista del estatus, dice Katasonov.

En la sección subtitulada “La historia de la fusión entre los bancos y los carteles de las drogas”, el autor dice que la fusión entre los bancos y los grupos distribuidores de drogas empezó hace aproximadamente cuatro siglos. En Gran Bretaña, la alianza comprendió a la Compañía de las Indias Orientales de Gran Bretaña a la cual el gobierno le dio la licencia exclusiva de traficar opio en India y otras colonias británicas y los primeros bancos británicos incluyendo el Banco de Inglaterra, Barings Bank y el Rothschild London Bank.  (Continuara).