En las 8 cuencas carboníferas de Coahuila, han proliferado en los últimos dos sexenios los llamados “pocitos”, tiros verticales de hasta 150 metros de profundidad, dentro de los cuales descienden cientos de trabajadores “contratistas”, que laboran ahí hasta por 10 horas diarias, reciben paga a destajo,  sin ningún tipo de medidas de seguridad y con “contratos” diarios de trabajo y sin prestaciones.

Mediante este sistema irregular, los empresarios buscan reducir los costos de producción explotando al máximo a la mano de obra y reduciendo al mínimo la inversión en equipo, medidas de seguridad,  instalaciones etc.
Esta baja en los costos es la base de la “competividad” de los grandes consorcios mineros que operan en México, sean nacionales o extranjeros. Los empresarios explotadores de estos pozos ilegales son llamados “intermediarios”, o sea venden su producción a las grandes corporaciones que dominan la minería en la región o a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
Sin embargo, narcotraficantes como el ya fallecido Heriberto Lazcano , “El Lazca”, jefe de los Zetas, se han convertido en los principales socios de estos intermediarios por proporcionar a estos carbón todavía mas barato como para que los intermediarios obtengan ganancias al “revender”, ese carbón a las grandes empresas, tal y como la denunció el ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira. Los narcotraficantes a su vez, utilizarían esos recursos para adquirir armamento y fortalecer sus operaciones en general, como también lo explicó el ex gobernador Moreira.   Por su parte, las grandes empresas privadas, se caracterizan también por el menoscabo de medidas de seguridad y por los bajos salarios y prestaciones que ofrecen a sus trabajadores.
El Grupo Minero México, propiedad nominal de German Larrea, pero con inversión de los grandes bancos internacionales, se hizo tristemente celebre por al accidente de la mina de Pasta de Conchos en febrero del 2006, en donde murieron 63 mineros que todavía permanecen ahí en los tiros de la mina, sin ser rescatados sus cuerpos debido a la decisión de la empresa de no “gastar” dinero en ello.   Por otra parte, el Grupo Acerero del Norte, presidido por Xavier Autrey y dirigido en Coahuila por Alonso Ancira, propietario de la siderurgia Altos Hornos de México, pero también de las empresas mineras Mimosa, Minsa,  Cemesa, unificados desde el 2008, bajo una sola razón social: Minerales Monclova SA de CV.  Esta empresa domina la mayoría de las 8 cuencas carboníferas del estado de Coahuila y, recientemente,  en agosto del 2012, en una de sus minas en el Municipio de Progreso –donde operaba el jefe de los Zetas, Heriberto Lazcano, según el ex gobernador Moreira – ocurrió una explosión en una mina ubicada en la comunidad de Palau, en donde murieron 6 mineros. La empresa culpó de lo sucedido  a un “derrumbe” pero los mineros de la Sección 303 del sindicato de mineros, denunciaron que la explosión se debió a que las niveles de gas dentro de la mina eran el doble de lo permitido y que solo esa explosión pudo haber removido las 300 toneladas del mineral que sepultaron a los 7 trabajadores, uno de los cuales logró sobrevivir.
Esa sección del sindicato minero, que son seguidores del líder nacional Napoleón Gómez Urrutia exiliado en Canadá, denunciaron a la empresa del delito de “homicidio industrial”, y a sus prácticas laborales de “esclavitud” que es lo que se impone a los trabajadores.  Este fin de semana en el Senado de la Republica, la senadora Dolores Padierna,  señaló que en los debates sobre la reforma laboral promovida por Felipe Calderón, la primera iniciativa contemplaba un artículo, el 343, que prohibía la “explotación de pozos verticales” o “pocitos”, pero que, misteriosamente, ese artículo desapareció después de haber sido revisado por las comisiones del congreso, debido a que “los intereses mineros”, se impusieron.
La razón es clara, la producción mediante los “pocitos” empieza a dominar ya la totalidad de la extracción de carbón en Coahuila y en el resto del país. Los narcotraficantes están proveyendo de mano de obra todavía mas barata a esos pocitos.

Anuncios