Por Benjamin Castro
En una entrevista en el programa Morning Joe de la cadena MSNBC de este lunes, el Presidente Obama reconocerá por primera vez que pudo haber habido “un serio descalabro” en su gobierno que llevó a los asesinatos del embajador de EU y tres otros representantes en Libia. “Mi actitud en esto es que, si encontramos que hubo un gran descalabro y alguien no hizo su trabajo, se le hará responsable. En última instancia como Comandante en Jefe yo soy responsable”, dice NerObama, según el adelanto que hizo MSNBC en su portal electrónico.
El foco del “9-11″ se refleja en la cara de Obama, como había dicho LaRouche que ocurriría desde mediados de septiembre, cuando inició la movilización para denunciar la complicidad de Obama con los asesinatos en Benghazi. NerObama esta a la defensiva. LaRouche comentó que esto obedece a que le reviró el golpe a Obama, de la decisión que tomó durante el ataque, de defender el mito de que él había eliminado a Al-Qaeda y “resuelto el 9-11″, mediante el expediente de encubrir y mentir lo que fue el 9-11 Parte Dos, a través de la embajadora de EU ante la ONU, Susan Rice.
Fuentes de inteligencia le han dicho a EIR que el motivo por el cual la cadena de televisión Fox News, y otras agencias noticiosas, han obtenido tantos detalles e inteligencia tan precisa sobre quien sabía que, cuando, cómo y por cuáles medios técnicos, es que oficiales de las fuerzas armadas del Comando de África (AFRICOM), así como funcionarios de la CIA, le están filtrando la información a la prensa y a miembros del Congreso, y le están informando a sus camaradas en retiro. Estas personalidades militares se hallan tan consternadas como están cada vez más ciudadanos estadounidenses civiles, para hacer de esto una cuestión electoral, aunque hasta ahora solo LaRouche lo ha dirigido, y no Romney.
En una entrevista por la TV en Internet este domingo 27, el teniente coronel (r) Tony Schafer y el teniente coronel David Hunt, dijeron que los videos en vivo provenientes de los dos aviones robot que sobrevolaron el complejo del consulado de EU en Benghazi en el momento de los suceso, llegó a “unas 15 localidades distintas en tiempo real, incluyendo el Cuarto Situacional de la Casa Blanca. Mucha gente estaba fijada sobre esto en tiempo real”, y por supuesto comunicándolo por toda la cadena de mando. Schafer señaló que “nunca habían estado mejor las comunicaciones que en esto”, y agregó: “Odio tener que decir esto, pero según mis fuentes, si, él [Presidente] fue uno de quienes vieron esto en el Cuarto Situacional de la Casa Blanca en tiempo real. Y la pregunta sería, ‘¿qué hizo o no hizo el Presidente en los momentos en que vio que sucedía todo esto?’ El, y solo el, podía emitir una orden al Secretario de Defensa Panetta para hacer algo”. Luego en un intercambio con el entrevistador, Schafer informó que esto ocurrió alrededor de la reunión que tuvo Obama con Leon Panneta y Joe Biden a las 5:00 PM with Leon Panetta, “en la cual se debió haber hablado sobre esto”.