Por Benjamín Castro

Otra víctima más de la globalización,  el Grupo Comex, paradójicamente, uno de los grupos empresariales vinculados a la llamada “derecha poblana”, cuya ideología es abiertamente liberal y globalista.
No en balde patrocinaron la campaña presidencial de Josefina Vázquez Mora, una ardiente defensora de la causa  de la globalización expresada en las “reformas estructurales”, que promovía abiertamente.
Quedará para la historia su discurso ante empresarios de San Luis Potosí en donde  dijo: “lo que queremos hacer,  es facilitarles el  despido de trabajadores”, refiriéndose a la reforma laboral que, según ella, había detenido Enrique Peña Nieto cuando se le promovió en el 2011 dentro de la cámara de diputados.
Antes de ser lanzada al estrellato político, Josefina Vázquez Mota fue adoctrinada en los cursos del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE), un centro de formación de cuadros ultra liberales en la economía y conservadores en cuento a las cuestiones sociales y morales.
(Los diplomados del IPADE fueron patrocinados por COMEX) . Ahí esta la contradicción y la paradoja, pues promueven el liberalismo y luego se ponen reacios a sus consecuencias en la sociedad.  Igualmente les ha sucedido con sus empresas y negocios. Promueven el liberalismo radical y luego, cando el desastre ocasionado por este se deja venir, entonces se quejan de lo que ocurre y se lo  atribuyen a  alguna otra causa.
COMEX será absorbido por la trasnacional Sherwin Williams, que con ello toma el control mayoritario del mercado de pintura industrial y para hogares  en nuestro país, pues ya antes, en el 2007, había tomado el control de dos empresas de pintura en Monterrey: Napko y Flex.  De hoy en adelante, las necesidades de pintura del país quedaran supeditadas a los dictados del mercado global , y su producción también.
Al igual que muchas otras empresa mexicanas cuyos dirigentes y propietarios son de creencias económicas ultraliberales, COMEX sucumbió a un alto endeudamiento y a las bajas ventas que esperaba revertir si Vázquez Mota llegaba a la presidencia de la república y facilitaba los grandes negocios y la expansión. No sucedió así y llegaron al poder otros grupos que, aunque comparten la misma ideología –pero en la versión del ITAM– representan  otros intereses , los que están agrupados en torno a Enrique Peña Nieto.

Anuncios