Benjamin Castro

A los que aquí en México critican al “neoliberalismo” y lo acusan de ser la causa de tanta pobreza, desempleo, privatizaciones, inequidad, etc. etc., les hace falta entender lo principal: Que el neoliberalismo es en realidad un programa de exterminio; de reducción de la población y que o solo es “injusto” y no solo representa al “capitalismo salvaje” en busca de mas ganancias. Algunos funcionarios de la ONU ha lo han entendido así y eso que algunas veces esa institución global, ha servido de parapeto o de alcahueta a las potencias que imponen esa doctrina económica en muchas naciones.
“Al fascismo alemán le tomó 6 años de guerra para matar a 56 millones de personas; y el orden económico neoliberal fácilmente hace lo mismo en poco más de un año” dijo Jean Ziegler, el ciudadano suizo que fue anteriormente Relator Especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación y ahora es vicepresidente del Comité Asesor del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en entrevista con el periódico izquierdista de Berlín, Junge Welt el 16 de noviembre.
Ziegler acaba de publicar un libro titulado We let them starve, Mass destruction in the Third World (Los dejamos morir de hambre: destrucción en masa en el Tercer Mundo) en donde describe exactamente cómo los poderes financieros dominantes a nivel mundial llevan a cabo una muerte masiva por inanición. “Para los pueblos del sur, ya empezó la Tercera Guerra Mundial” dijo.

Acusa que se está matando a niños mediante una inanición innecesaria. Este no es un problema objetivo. Hay cuatro mecanismos principales por los cuales se lleva esto a cabo:

1) La especulación de los alimentos básicos, incluyendo la de los carteles de los alimentos.

2) El creciente uso de biocombustibles: “Quemar cientos de millones de toneladas de alimentos en un planeta en donde cada cinco segundos muere un niño por hambre, es un crimen en contra de la humanidad”.

3) El endeudamiento de los países del Tercer Mundo.

4) El dumping agrícola en el Tercer Mundo, también conocido como libre comercio.