Por Benjamín Castro

Mostrando una mentalidad que haría palidecer a Andrew Jackson — el ex presidente ultra liberal de EU– , 17 miembros del Congreso le escribieron al Procurador General, Eric Holder y a la administradora de la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA por siglas en inglés) Michele Leonhart, para exhortarlos a que “respeten” los recientes referendos en los estados de Colorado y Washington que legalizaron la posesión y consumo de marihuana, y que no apliquen las leyes antidrogas federales en esos estados.

La carta establece que sería un error amenazar a individuos y negocios “que actúen dentro del ámbito de las leyes de sus estados”. Después de todo, agregan, como lo observara alguna vez el ministro de la Corte Suprema Louis Brandeis, “los estados son los laboratorios de la democracia”. Los votantes de los estados de Colorado y Washington “escogieron… forjar una política nueva y efectiva en relación a la marihuana. Está cambiando la marea de la opinión pública”. Así que, por supuesto, estos legisladores demandan, que se respete, incluso aunque maten a los pobres y las minorías de las circunscripciones que ellos creen estar defendiendo con estos argumentos desquiciados.

Uno de los firmantes de la carta es la congresista Diana DeGette, que es la principal patrocinadora del proyecto de “Ley de Respecto a los Derechos de los Estados y la Ciudadanía”, un proyecto de ley bipartidista que tiene el fuerte respaldo de la Alianza sobre Política de Drogas (DPA por siglas en inglés) del narcocabecilla George Soros. En su último envío masivo por Internet, la DPA alega en esencia que la democracia está por encima de todo lo demás, y que el gobierno federal tiene que dejar que los estados establezcan sus propias leyes sobre marihuana, libres de cualquier ‘interferencia’ federal. Aunque el congresista republicano por Colorado, Mike Coffman, votó en contra de la Enmienda 64 que despenaliza la marihuana, sin embargo está apoyando a DeGette, porque “quiere garantizar que el gobierno federal respete la voluntad de los votantes”.