Por Benjamin Castro

Según el informe, admitió estar asociado con Ayyub Al Libi, el facilitador de Al-Qaeda y el GCIL; Abu Abdullah al Sadiq, nombre de guerra de Abdul Hakim Belhadj, líder del GCIL; y Abu Al Munihir, alias Sami Al Saadi, quien diseño el plan para derrocar a Gadafi a mediados del 2000.

Antes de los ataques del 11 de septiembre del 2001, se dice que Hawsawi trabajó en la comisión sobre medios de comunicación de Al-Qaeda en Kandahar. Después, se dice que junto con el financiero de Al-Qaeda, Ammar al-Baluchi, Hawsawi ayudó a los secuestradores de aviones de los Emiratos Árabes Unidos. Ayudó a coordinarse con Mohamed Atta, el cabecilla de la operación, para que los “músculos del secuestro” entraran a Estados Unidos en el 2001. Se dice que intentó meter a Estados Unidos al llamado “20avo secuestrador” Mohammed al Qahtani, pero al Qahtani no pudo ingresar al país.

Presuntamente compartiendo una tarjeta de crédito con Khalid Sheikh Mohammed, presuntamente también Hawasawi le envió fondos a los secuestradores.

En el verano del 2000, aparece que envió un total de $109,910 dólares a algunos de los secuestradores del 11 de septiembre en una serie de transferencias por cable bajo diversos nombres. El New York Times sugirió que “Mustafá Ahmed” envió un total de $325,000 a los secuestradores, pero la comisión del 11 de septiembre solo ha podido verificar $15,000.