Por Juan José Mena Carrizales.

Hay razones fácticas,éticas,jurídicas y políticas para estar en contra de la imputación penal de adolescentes:

1.-Los centros de detención que se establecieran, sin una visión integral y humanista podrían terminar siendo escuelas de delincuencia para jóvenes,tal y como ocurre con los centros para adultos.

2.-Si bien un adolescente puede poseer la capacidad intelectual para analizar sus actos, puede poseer características de impulsividad en sus sentimientos que no le permitan dominar conscientemente todos los aspectos de su personalidad,al nivel que lo exigen la teoría penal respecto a los actos de voluntad.

3.-Convenciones internacionales de DDHH prohíben la imputación penal de menores.

4.-El Estado que ofrece centros de detención, al mismo tiempo que imposibilita el acceso a educación, trabajo, cultura, deporte y recreación, abandona su papel de garante del Estado social y democrático de Derecho y se convierte en un mero Estado Policiaco.

Anuncios