Por Benjamin Castro

En nuestro país la deuda representa un 43 % del PIB, según las cifras oficiales. En Grecia la deuda representa más del 130 % del PIB. Sin embargo, la situación económica parece ser muy parecida. En ambos países, los gobiernos se empeñan en mantener la “estabilidad macroeconómica”  —es decir,  mantener el pago de los compromisos financieros–,  a costa del sacrificio de la actividad económica y de los niveles de vida de la gente.   Si comparamos las cifras económicas y financieras entre los dos países, nos damos cuenta que son similares.   Por ejemplo, el número de desempleados que se crean cada año son idénticos. Al igual que el corte de servicios básicos que proporciona el gobierno y otras variables. Podríamos decir que Mexico camina aceleradamente hacia la situación de Grecia.

Según la Autoridad Helénica de Estadísticas (ELSTAT), casi 400,000 personas más cayeron por abajo del nivel de pobreza en el 2011, casi un 5% de la población, aumentando el número de griegos que viven en la pobreza o en la exclusión social a 3’403,000 en el 2011, de 3’031,000 en el 2010. Esto significa que 21.4% de la población de Grecia vive en la pobreza desde el 2011, comparado con 20.1% del año anterior, todo producto directo del memorando de entendimiento impuesto por la Troika (FMI, Unión Europea y Banco Central Europeo). Naturalmente, se espera que las cifras del 2012 sean aún peores.

Según un informe de la Comisión Europea, entre el 2008 y el 2011, las familias griegas perdieron un 17% de su ingreso disponible, en comparación con las familias españolas (que perdieron 8%) y mucho más que las de Chipre (7%) e Irlanda (5%).

ELSTAT informa que el desempleo aumentó el año pasado de 26% en septiembre a 26.8% en octubre, situándolo ligeramente por encima del 26,6% de España. Los datos muestran que el desempleo juvenil aumentó a 56.6% en octubre del 2012 comparado con 46.7% en el 2011 y 34.7% en el 2010.

También se informa que en el transcurso del 2012, 128,000 griegos se fueron a Alemania en busca de empleo; ya había más de 300,000 griegos viviendo ahí.

El centro de estudios con sede en Atenas IOBE pronostica que la economía de Grecia se va a contraer otro 4.6% para fin de año; peor que el 4.2% que pronosticaron el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea. Sin embargo, ambas proyecciones están equivocadas ya que la economía real de Grecia está en caída libre.