Por GPS ECONÓMICO

—Corrobora el ex secretario de hacienda y director de la OCDE, el análisis de GPS económico

—Bancos fueron imprudentes y deben aceptar una quita en la deuda, propone

Dentro de una larga entrevista concedida a medios nacionales e internacionales, el presidente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), señalo que la deuda de los estados y municipios de México es “modesta y manejable”, y que los bancos “abusaron” de ellos otorgando créditos sin ninguna precaución por lo que “deben participar en una restructuración”, de esas deudas y no pasar toda la carga los gobiernos de esas entidades.  Gurría, quien fuera secretario de hacienda del gobierno del ex presidente Ernesto Zedillo; señalo que en nuestro país el tamaño del problema es menor “comparado con el de esas mismas entidades en otros países”.  Señalo que, de la deuda,  “no se le puede dar el 100% a los acreedores porque, entonces con que paga la nomina el estado”;  así que los bancos privados, así como Banobras y la federación, están obligados a participar en una “restructuración”. Gurría se esta refiriendo, seguramente, a una arreglo al estilo de Grecia en donde los bancos aceptaron un “corte de pelo”, y redujeron sus pretensiones en cuanto al pago de la deuda, en algunos casos hasta de la mitad de su valor.  Para Gurría la deuda de los estados y municipios en México “no es preocupante por su tamaño , sino por la velocidad con que creció”, refiriéndose al “salto” de 100% que dieron esas deuda entre 2009 y 2011, pasando de 202 mil millones de pesos, a mas del doble, que son los mas de 406 mil millones de pesos en que se ubica actualmente mientras sigue creciendo.  Como ya ha documentado GPS económico, de esa deuda;  son bancos como Banorte, BBVA-Bancomer e Interacciones, los mas involucrados, pues entre los 3 detentan mas del 40% de la deuda total de las entidades federales y de los municipios.  También, como lo habíamos documentado aquí en GPS económico, Gurría confirmo que “hay fuentes de pago” para esas deudas,  que las representan las “participaciones federales”, pero que los “acreedores deben reconocer que fueron imprudentes” y deben participar en “un arreglo”.   Para Gurría, el gobierno federal no debe “rescatar” a los estados y municipios, pero si llevar a cabo este tipo de arreglo , en donde los acreedores reconozcan su papel en el problema.  Hasta hoy, tantos los bancos como las firmas calificadoras como Moodys, Fitch o Standar en Poors, han llevado a cabo una campaña para presentar a los gobiernos estatales y municipales como los “villanos” de esta historia de endeudamiento, sin reconocer el papel crucial de los bancos en ese proceso.  Esa campaña la inicio el gobierno anterior — el de Felipe Calderón– , dentro del cual llevo la voz cantante el entonces secretario de hacienda Ernesto Cordero, quien acusaba a los gobiernos locales de “opacidad”, de “malos manejos” y de mala administración y de , por lo mismo , haber causado este endeudamiento acelerado.  Todavía hoy, como senador, Ernesto Cordero mantiene la misma postura y esta exigiendo hasta “cárcel” para los alcaldes endeudados.   El gobierno de Enrique Peña Nieto ha matizado esas acusaciones  diciendo que también la banca “presto caro” a los municipios.  Según habíamos reportado aquí en GPS económico, se trata, principalmente, de los “créditos a corto plazo”, a los que los gobiernos locales recurren ante emergencias o ante los retrasos constantes de las participaciones federales. Esos préstamos – obviamente–, los hace la banca privada con condiciones mas difíciles de cumplir y a mayores intereses. Actualmente, de la deuda total de los estados y municipios, unos 270 mil millones –casi el 70%–, esta en manos de le banca privada. De ella, mas de la mitad en manos de solo tres bancos: Banorte, Interacciones y BBVA.  La participación de HSBC, es de solo un 5% del total, lo cual no deja de ser importante.

OTRO ACIERTO: GURRIA NOS DA LA RAZON

En esta casa editorial hemos sostenido que en el problema del altísimo y , sobre todo, rapidísimo, endeudamiento de los estados y municipios, en los últimos años, existe un “villano”, que no se ha querido mencionar y no solo los gobernantes de esas entidades. Lo dijimos en el caso de Coahuila y mantuvimos esa postura ante la  de crisis financiera que se desato durante el año pasado y lo que va del actual, en dende muchos estados y municipio0s sacaron a relucir deudas enormes y hasta incumplimientos de pagos.  Nosotros mantuvimos esa postura por que tratamos de apegarnos a la verdad. Nosotros — los que laboramos en esa casa editorial–, no quisimos unirnos al “linchamiento mediático”, que se ha venido realizando coarta las autoridades locales. Hoy, un alto funcionario,  y experto financiero,  como es José Ángel Gurría  — director de la OCDE y ex secretario de hacienda de nuestro país;  nos da la razón. Aunque nosotros pudiéramos no coincidir con todo lo que Gurría dice, es claro que en el caso del problema del endeudamiento de los gobiernos locales estamos en la misma sintonía. Nosotros como una casa editorial que cuenta con recursos muy modestos,  y  un funcionario de altísimo nivel, alguien a quien son pocos los que intentaran refutar.  Sin embargo, lo que mas nos satisface de todo esto, es el hecho de que podemos decir, amable lector, que nosotros, con pocos recursos, le hemos dado un servicio informativo del mas alto nivel, al  señalarle a usted, que el origen de uno de los mas grandes problemas que enfrenta nuestro país y el mundo entero, no viene, como dice la mayoría, de  las autoridades locales, sino en todo caso, de la complicidad de estas con el verdadero villano: La codicia inconmensurable de los banqueros. Ellos también deben pagar y es justo, como propone Gurría; que reciban menos de lo que esperan recibir a costa del sacrificio de los gobiernos y de la gente.