Uno, se reforma el Artículo 27, para permitir la participación de particulares en la generación de electricidad. Actualmente, un tercio de la energía eléctrica del país ya es producida por la iniciativa privada.
Dos, el Estado mantendrá, en exclusividad, el control del Sistema Eléctrico Nacional, así como el servicio público de las redes de transmisión y distribución, garantizando el acceso de todos los productores de electricidad a ella.
Tres, se fortalece a la Comisión Federal de Electricidad, mediante una mayor flexibilidad operativa y organizacional, que ayudará a reducir costos.
Cuatro, se refuerzan las facultades de planeación y rectoría de la Secretaría de Energía y de la Comisión Reguladora de Energía.
Y Cinco, la Reforma Energética también es una Reforma Verde, que favorecerá una mayor inversión en el desarrollo tecnológico y la adopción de fuentes de energía menos, como la solar, la eólica y el gas.

Fuente: Presidencia de la República.

Anuncios