En lo personal, ustedes piensan que los profes somos huevones y es un trabajo sencillo. ¿Saben cuántos días me la he pasado dejando que la tele eduque a mi bebé porque tengo que hacer planeaciones que me llevan horas? ¿Cuántas veces me he desvelado entregando proyectos que la SEP pide, PEL, PREENLACE, ENLACE, CONCURSO DE SÍMBOLOS PATRIOS, CARTELES, ETC.? Me he desvelado y madrugado por cumplir diariamente con los niños. Si me siento mal, no puedo faltar porque me descuentan, mi trabajo se retrasa y tengo 65 niños a cargo, si mi bebé tiene fiebre me tengo que fregar e irme a trabajar, no por un bebé me justifican dejar a 65 niños. Mientras tú llegas a tu casa a sentarte, yo sigo y sigo.

Antes de opinar, infórmate. Mi trabajo no termina en el aula, tengo que evaluar, planear, calificar, tener a mi bebé al lado viendo TV, jugando solo con sus juguetes, o encerrado todo el día porque tengo que hacer lo que se les ocurre o me piden de un día para otro, en una semana calificar 300 y tantos exámenes y entregar evaluaciones al mismo tiempo, si me siento mal, aún así presentarme porque no puedo regresar a 65 niños a sus casas, si mi hijo tiene fiebre, irme con la preocupación y dependiendo de gente para que esté mejor, si lo llevo al doctor y pierdo la tarde, aún así tengo que cumplir con lo que se me pidió ya que a ellos no les importa aguantar si los papás tuvieron un mal día y ser siempre cordial, soportar groserías de papás y directivos cuando yo soy la que diario me pongo los guantes y lucho contra los malos hábitos, sentimientos e ignorancia; y ENLACE…¡pfff!, intenta que haga milagros para una evaluación errónea, fuera de contexto y con preguntas sin sentido, me hacen firmar un compromiso para que los grupos no salgan mal. Tú llegas a tu casa y te olvidas del trabajo, yo preparo el trabajo y a parte por nuestra culpa la educación está como está. Y por esto ¿sabes cuánto me pagan? Morirías de risa.

¡FUERA LA REFORMA EDUCATIVA!

Profa. Ma. Eugenia: “tengo 30 años de servicio, donde empece a trabajar fue en una comunidad que se llama Tamarindo de San Miguel,municipio de Soledad de Doblado,Ver., SALIA A LAS 5 y MEDIA para llegar a soledad 7am de ahi me iba al puente a tomar un “raid”de lo que fuera, cervecero, lechero, refresquero, etc., para que lograra entrar a la desviación de ahí a “Matamuerto”(imagínate porque se llamaba así), me bajaba ahí, esto era pura terracería,y ahí empezaba a CAMINAR 5 KM hasta llegar a mi escuela “Miguel Hidalgo”, linda mi escuelita rural y siempre con el ánimo de trabajar, esto era de todos los días, me emocionaba que mis niños me fueran algunas veces a alcanzar EN BURRO para que no me cansara y la tristeza que sintieron cuando salí de ahí, yo quisiera que esos diputados y senadores hicieran el recorrido que yo hacía para ver si con mi sueldito iban a sobrevivir, y no se diga que no teníamos el material suficiente para trabajar con los niños e incluso lleve mis enciclopedias para que tuvieran su biblioteca, y le podría yo contar tantas anécdotas que no terminaría, con nuestro raquítico sueldo compramos material para nuestras aulas y para trabajar con nuestros alumnos, aparte tenemos que mantener a nuestra familia”.

Anuncios