Edward R. Malayán – Embajador de la Federación de Rusia en México

Verano: calor…
El Sol de México
31 de julio de 2015

  El verano ya ha pasado su segunda mitad, muchos ya están de vacaciones, las tiendas de supermercado ofrecen sus tradicionales rebajas. Parecía que la calma estival tendría que tocar todo el orden en la vida política. Es verano, tiempo de descansar y relajarse (lo que claramente no excluye sorpresas que, como sabemos, muchas veces abundan en agosto).

Pero, si uno mira a lo que está pasando en su alrededor, se le da una impresión totalmente diferente. Hace muy poco toda la atención de la comunidad internacional se enfocaba en la confrontación de Grecia con la Unión Europea, si se encontraría una salida de la aguda crisis financiera en Atenas -¡esa era la pregunta!-. El “compromiso” alcanzado dejó a todos con un sabor amargo y una sensación de que nada se había resuelto. Siguen confrontaciones armadas en el Oriente Medio que amenazan a toda la estabilidad internacional: las fuerzas del Estado Islámico (“de Iraq y el Levante”) se están potenciando. No se ha empezado un diálogo real de toda la nación en Ucrania, los Acuerdos de Minsk no se están cumpliendo.

Sin embargo, en ese inquieto ambiente se han llevado a cabo dos grandes eventos que por su importantica y resultados le están comunicando a la imagen general del mundo un toque estabilizador y saludable. Me refiero, ante todo, a la séptima Cumbre de los países del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) que se celebró en Ufa. Ésta confirmó la unidad de puntos de vista de los participantes de este evento internacional a los problemas clave de la política y economía internacionales, así como el afán común del continuo fortalecimiento del papel del BRICS en las soluciones de la agenda global. Los líderes de los países del BRICS resaltaron su decisión de intensificar esfuerzos conjuntos con el fin de garantizar la paz, estabilidad y seguridad, construcción de un orden internacional justo y democrático con el apoyo del Derecho Internacional y el papel central de la ONU. Se condenaron acciones unilaterales, entre ellas las intervenciones militares y sanciones económicas. Se rechazó claramente la política de dobles estándares en las relaciones internacionales en general y en las cuestiones de la lucha contra el terrorismo en particular.

Uno de los mayores éxitos logrados en Ufa es el lanzamiento del funcionamiento de un “pool” de divisas convencionales del BRICS y de un nuevo Banco de Desarrollo con 100 mil millones de dólares estadunidenses de capital, lo que resultará en una oportunidad de reaccionar oportuna y adecuadamente a las variaciones del mercado financiero y realizar proyectos de gran escala en los países de la unión.

El BRICS refleja una necesidad esencial de establecer cooperación firme entre diferentes culturas y civilizaciones como una base para crear un sistema internacional policéntrico. Corresponde totalmente a las exigencias del siglo XXI, cuando la médula del trabajo conjunto deben ser la igualdad de derechos y la cultura de consenso. De una manera especial quisiera mencionar que el BRICS es un formato democrático donde nadie le impone nada a los demás, siendo cualquier resultado un común denominador de los intereses nacionales de los países que están en este grupo de los cinco.

Otro gran evento son las negociaciones sobre la regulación de la situación acerca del programa nuclear de Irán que se concluyeron en Viena. El éxito de los esfuerzos de muchos años para encontrar una solución político-diplomática de este problema ha sido posible gracias a la cooperación constructiva de un grupo de seis países, de Irán y la Unión Europea. El acuerdo sobre ese problema corresponde a los intereses de toda la comunidad internacional, contribuye al fortalecimiento del régimen de no-proliferación nuclear, disminución de la tensión en la región del Oriente Medio. También ha tenido bastante importancia el diálogo entre Rusia y los Estados Unidos sobre ese tema con el objeto de garantizar seguridad y estabilidad en el mundo.

Un punto más. En su discurso en Praga el 5 de abril de 2009 el presidente de los EU, B. Obama, declaró que al arreglarse la situación acerca del programa nuclear de Irán dejaría de ser actual la tarea de desarrollar el segmento europeo del Escudo Antimisiles. Esperamos que Washington se acuerde de ello y haga correcciones respectivas de sus planes. Rusia estará lista para un diálogo sobre el tema.

Así que sí se ven rayos de luz en este cielo lleno de nubes de tormenta. La lluvia no solo llena el aire de oxígeno, lo que se nota más todavía aquí en la Ciudad de México, sino también descarga los campos eléctricos que graviten sobre la atmósfera. Esperemos que los ejemplos del BRICS y de las negociaciones en Viena sirvan como confirmación de que se puede encontrar salida de las situaciones más complicadas si hay entendimiento mutuo, consideración de los intereses de unos y otros, igualdad de derechos.

Con voluntad política, apoyándose en el realismo y respeto mutuo de los intereses legales de los demás, la comunidad internacional será capaz de resolver los problemas más complicados del fortalecimiento de la seguridad internacional por medios políticos y diplomáticos.

Fuente: http://www.oem.com.mx/notas/n3899012.htm