Por Juan José Mena Carrizales

Aproximadamente el 30% del presupuesto que gastaba el gobierno era recibido por la venta del petróleo al extranjero, sin embargo, debido a la privatización de la industria petrolera que realizó el gobierno de Enrique Peña Nieto, bajará la renta que obtenía el Estado por la venta del petróleo al ser compartida con las empresas que realicen tareas de explotación petrolera; aunado a la baja de su precio internacional que en 2015 se presupuestó a 79 dólares por barril y que en 2016 será presupuestado a 55, hacen que los recursos disponibles para que el gobierno ejerza sus funciones sean menores.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ha hecho pública su intención de que el presupuesto de 2016 sea base cero, sin contraer deuda, ni mayores impuestos. Para cumplir esta meta se anunció un recorte de 135 mil millones de pesos y la cancelación de 56 programas a cargo del Ejecutivo Federal.

De acuerdo con el periódico Reforma, en el caso de la Secretaría de Educación Pública se habla de disminuir 50% de las plazas por honorarios y de un 25% de las eventuales, así como el recorte de programas y el congelamiento de nuevas contrataciones.

A más tardar el 8 de septiembre de 2015, el Ejecutivo presentará el paquete económico donde veremos efectivamente donde se aplicará este “ajuste” que afectará a todos los mexicanos.

Con información de:

http://eleconomista.com.mx/finanzas-publicas/2015/03/31/2016-recorte-135000-millones

http://www.informador.com.mx/economia/2015/600961/6/eliminan-56-programas-para-presupuesto-federal-2016.htm

http://www.educacionfutura.org/el-recorte-presupuestal-tocara-el-sector-educativo/