20 DE febrero de 2016 — El diario militar de Estados Unidos Stars and Stripes, aporta mayor evidencia de la capacidad y aptitud de Rusia para fijar sus objetivos en Siria y de la estrategia que ha adoptado para lograrlos.
En un artículo titulado “Rusia lleva la ventaja en Siria mientras que EU se tambalea en Siria”, firmado por John Vandiver, dice que “la unidad entre las fuerzas aérea y de infantería y un objetivo claro le han permitido a los rusos cambiar el rumbo de la guerra civil en Siria, revertir las vicisitudes de su aliado de largo tiempo el Presidente Bashar Assad y dejar la ya disparatada estrategia estadounidense en Siria hecha trizas”.
“Putin ha tomado control de los acontecimientos y se ha establecido él –-y no el Presidente Barack Obama— como el agente de poder indispensable en Siria… A diferencia de Estados Unidos, que ha fracasado en sus intentos por desarrollar fuerzas locales lo suficientemente confiables, Rusia ha sido capaz de coordinar su campaña aérea con socios eficaces en el terreno, el ejército sirio y sus aliados iraníes”.
Stars and Stripes señala también que “esas ventajas tácticas se ven ahora de cuerpo entero en torno a Aleppo en el noroeste de Siria, cuya caída para el régimen puede asestarle un golpe decisivo a la rebelión que lleva cinco años, ganando una franja creciente para Assad en el oeste de Siria”.
De paso, Vandiver también vapulea a los comentaristas “de occidente que predijeron de manera generalizada” que Putin “se encontraría varado en un atolladero en el Medio Oriente” Es Obama el que se atascó.
En la videoconferencia semanal por Internet de LaRouchePAC el viernes 19, Jeffrey Steinberg informó sobre una discusión que tuvo con Lyndon LaRouche sobre la situación de Siria. “Putin tiene una percepción clara, destaco el señor LaRouche, de las correlaciones militares en esta situación y también una percepción clara de las acciones de Turquía y Arabia Saudita en su propia irracionalidad”, dijo Steinberg. “Y los está llevando a la trampa que se puede cerrar sobre ellos en cualquier momento”. Es una situación gravemente peligrosa, agregó Steinberg, “pero al menos hay uno de los actores decisivos –-el Presidente Putin-– que sabe lo que hace y está conduciendo los acontecimientos para conformar un análisis estratégico apropiado y a un entendimiento de cómo derrotar básicamente a esas fuerzas que han tratado de destruir a Siria por los últimos cinco años”.