Buscar

Expreso del Progreso

El diario escrito desde la perspectiva del porvenir

mes

octubre 2017

RESOLUCIÓN DEL XIX CONGRESO NACIONAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CHINA SOBRE EL INFORME PRESENTADO POR EL XVIII COMITÉ CENTRAL

BEIJING, 24 oct (Xinhua) — El siguiente es el texto íntegro de la resolución del XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh) sobre el informe presentado por el XVIII Comité Central, aprobada hoy martes en el XIX Congreso Nacional del PCCh:

RESOLUCIÓN DEL XIX CONGRESO NACIONAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CHINA SOBRE EL INFORME PRESENTADO POR EL XVIII COMITÉ CENTRAL

24 de octubre de 2017

El XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China ratifica el informe que ha presentado el camarada Xi Jinping en nombre del XVIII Comité Central. Enarbolando la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas y guiándose por el marxismo-leninismo, el pensamiento de Mao Zedong, la teoría de Deng Xiaoping, el importante pensamiento de la triple representatividad, la concepción científica del desarrollo y el pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época, el Congreso ha analizado la evolución y el cambio de la situación tanto nacional como internacional; ha pasado revista a las labores realizadas y los cambios históricos en los últimos cinco años y ha hecho un balance al respecto; ha hecho importantes conclusiones políticas, entre ellas, la de que el socialismo con peculiaridades chinas ha entrado en la nueva época, y la de que la contradicción principal de la sociedad de nuestro país ha pasado a ser la que existe entre la creciente demanda del pueblo de una vida mejor y el desarrollo desequilibrado e insuficiente; ha expuesto de manera profunda la misión histórica del Partido Comunista de China en la nueva época; ha establecido la posición histórica del pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época; ha planteado la estrategia fundamental para mantener y desarrollar el socialismo con peculiaridades chinas en la nueva época; ha fijado los objetivos de lograr el triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada e iniciar una nueva expedición para la construcción integral de un país socialista moderno; y ha hecho una disposición general sobre el impulso de la gran causa del socialismo con peculiaridades china y la nueva magna obra de la construcción del Partido en la nueva época. El informe del XVIII Comité Central, aprobado por este Congreso, ha trazado el grandioso esquema del logro del triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y de la conquista de la gran victoria del socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época, y ha señalado con mayor claridad el rumbo de avance de la causa del Partido y el país; representa una cristalización de la sabiduría de todo el Partido y el pueblo de las diversas etnias del país, una declaración política y un programa de acción de nuestro Partido para unir y conducir a nuestro pueblo de todas las etnias en el mantenimiento y desarrollo del socialismo con peculiaridades chinas en la nueva época, y constituye un documento programático marxista.

El Congreso sostiene que su tema principal elucidado en el informe reviste un significado de suma importancia para nuestro Partido en su conducción al pueblo en la lucha esforzada por la prosperidad de la patria y en el avance con un ánimo emprendedor. Todo el Partido debe conservar siempre sus aspiraciones fundacionales y tener bien presente su misión; enarbolar la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas; lograr el triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y conquistar la gran victoria de dicho socialismo de la nueva época; y luchar incansablemente por materializar el sueño chino de la gran revitalización de la nación china.

El Congreso valora altamente las labores realizadas por el XVIII Comité Central. Los cinco años transcurridos desde el XVIII Congreso Nacional del Partido han sido un lustro sumamente extraordinario en el proceso del desarrollo del Partido y el país, tiempo en el cual hemos obtenido éxitos históricos tanto en la reforma y la apertura como en la modernización socialista. En estos cinco años, el Comité Central del Partido nucleado en torno al camarada Xi Jinping, armado de un coraje político enorme y movido por un vehemente sentido de la responsabilidad, ha presentado una serie de nuevas concepciones, nuevos pensamientos y nuevas estrategias, ha puesto en escena una serie de importantes directrices y políticas, ha publicado una serie de importantes medidas y ha promovido una serie de importantes trabajos, lo que nos ha permitido tanto resolver numerosos problemas difíciles que llevábamos tiempo sin poder solucionar pese a nuestro deseo de hacerlo, como llevar a cabo muchas grandes empresas que antes no pudimos realizar aunque deseábamos realizarlas, promoviendo así la consumación de cambios históricos en la causa del Partido y el país. El Comité Central del Partido, con el camarada Xi Jinping como núcleo, ha encarado con valor la prueba de los grandes riesgos a los que se enfrenta el Partido y los problemas relevantes existentes en su seno, y, provisto de una férrea voluntad y admirables cualidades, ha rectificado el modo de actuar y conferido rigurosidad a la disciplina, y ha combatido la corrupción y castigado las fechorías, eliminando así los graves peligros latentes en el seno del Partido y del país, a consecuencia de lo cual la atmósfera de la vida política interna del Partido se ha renovado, el ecosistema político intrapartidario ha mejorado visiblemente, la fuerza creativa, cohesiva y combativa del Partido se ha acrecentado notablemente, su cohesión y unidad se han consolidado en mayor medida, sus relaciones con las masas han mejorado de manera evidente, y, a través del temple revolucionario, el Partido ha ganado en firmeza y fortaleza, y ahora irradia una nueva y potente vitalidad y fuerza, todo lo cual proporciona una firme garantía política al desarrollo de la causa del Partido y el país. Los logros obtenidos en los últimos cinco años son omnidireccionales y de carácter emprendedor, y los cambios operados en ese tiempo son de carácter subyacente y esencial.

El Congreso recalca que, tras un largo tiempo de esfuerzos, el socialismo con peculiaridades chinas ha entrado en una nueva época, lo que comporta una nueva posición histórica del desarrollo de nuestro país. Con la entrada de dicho socialismo en la nueva época, la contradicción principal de la sociedad de nuestro país ha pasado a ser la que existe entre la creciente demanda del pueblo de una vida mejor y el desarrollo desequilibrado e insuficiente. Este cambio de la contradicción principal de nuestra sociedad es un cambio histórico que afecta a la situación en su conjunto y que plantea muchas exigencias nuevas a la labor del Partido y del país. Sobre la base de seguir impulsando el desarrollo, debemos redoblar nuestros esfuerzos por resolver adecuadamente el problema de su desequilibrio e insuficiencia, así como mejorar enérgicamente su calidad y su rendimiento, a fin de poder colmar aún mejor las crecientes necesidades del pueblo respecto a la economía, la política, la cultura, la sociedad, la ecología y otros ámbitos, e impulsar todavía mejor el desarrollo integral de las personas y el progreso de la sociedad en todos los aspectos.

El Congreso subraya que, en torno a la respuesta al importante tema de nuestro tiempo consistente en qué tipo de socialismo con peculiaridades chinas mantendremos y desarrollaremos en la nueva época, y cómo lo mantendremos y lo desarrollaremos, nuestro Partido, con una visión completamente nueva, ha profundizado la comprensión sobre la ley del ejercicio del gobierno por parte de los partidos comunistas, la ley de la construcción socialista y la ley del desarrollo de la sociedad humana, ha llevado adelante una ardua exploración teórica al respecto y ha obtenido importantes logros en la innovación teórica, creando así el pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época. Este pensamiento continúa y desarrolla el marxismo-leninismo, el pensamiento de Mao Zedong, la teoría de Deng Xiaoping, el importante pensamiento de la triple representatividad y la concepción científica del desarrollo, es el fruto más reciente de la chinización del marxismo, representa la cristalización de las experiencias prácticas y de la sabiduría colectiva del Partido y del pueblo, constituye un importante componente del sistema teórico del socialismo con peculiaridades chinas y es la guía de acción para todo el Partido y el pueblo de todo el país en su esforzada lucha por culminar la gran revitalización de la nación china. Por todo ello, debemos mantener este pensamiento durante largo tiempo y desarrollarlo sin cesar.

El Congreso destaca la necesidad de perseverar en la dirección del Partido en todos los trabajos; en la consideración del pueblo como el centro; en la profundización integral de la reforma; en la nueva concepción del desarrollo; en la condición del pueblo como dueño del país; en la gobernación integral del país según la ley; en el sistema de los valores socialistas esenciales; en la garantización y mejora de las condiciones de vida del pueblo en el curso del desarrollo; en la coexistencia armoniosa de las personas y la naturaleza; en el concepto general de la seguridad nacional; en la dirección absoluta del Partido sobre el Ejército Popular; en la directriz de “un país con dos sistemas” y en el impulso de la reunificación de la patria; en la promoción de la construcción de una comunidad de destino de la humanidad; y en el disciplinamiento integral y riguroso del Partido. Estos 14 puntos forman nuestra estrategia fundamental para mantener y desarrollar el socialismo con peculiaridades chinas en la nueva época. Para conducir mejor el desarrollo de la causa del Partido y del pueblo, todos los camaradas del Partido debemos implementar integralmente su teoría, su línea y su estrategia fundamentales.

El Congreso plantea que, desde ahora hasta el 2020, viviremos el periodo de lograr el triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada. Conforme a las diversas exigencias planteadas en el XVI, el XVII y el XVIII Congreso Nacional para la culminación de dicha construcción, hemos de hacer hincapié en ocuparnos de las prioridades, subsanar los puntos débiles y fortalecer los eslabones frágiles, debiendo en particular ganar resueltamente las batallas de asalto de plazas fuertes en la prevención y neutralización de grandes riesgos, en la actuación afinada a favor de la liberación de la pobreza, y en la prevención y eliminación de la contaminación, de modo que la labor de culminar la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada obtenga el reconocimiento del pueblo y pueda superar las pruebas de la historia.

El Congreso sostiene que, el periodo comprendido entre el XIX y el XX Congreso Nacional será un periodo histórico en el que confluirán los objetivos de lucha fijados para los dos centenarios [el del Partido en el 2021 y el de la Nueva China en el 2049]. Durante dicho periodo, no solo tenemos que culminar la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada en cumplimiento del objetivo de lucha fijado para el primer centenario, sino también aprovechar la situación favorable para iniciar una nueva expedición encaminada a construir integralmente un país socialista moderno, a fin de avanzar hacia el objetivo de lucha fijado para el segundo centenario. Al analizar globalmente la situación tanto nacional como internacional, así como las condiciones para el desarrollo de nuestro país, podemos planear nuestro trabajo dividiendo en dos etapas el periodo que va desde el 2020 hasta mediados de siglo. En la primera etapa, que se extenderá del 2020 al 2035, materializaremos básicamente la modernización socialista mediante una brega de 15 años y sobre la base de la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada. En la segunda etapa, que se prolongará desde el 2035 hasta mediados de siglo, dedicaremos 15 años más de brega a transformar nuestro país, sobre la base de la materialización básica de su modernización, en un poderoso país socialista moderno, próspero, democrático, civilizado, armonioso y hermoso.

El Congreso está de acuerdo con la disposición que se ha hecho en el informe sobre la construcción socialista de nuestro país en los ámbitos económico, político, cultural, social y de la civilización ecológica. El Congreso recalca que hay que implementar la nueva concepción del desarrollo y construir un sistema económico modernizado, para lo cual debemos, persistiendo en situar la calidad en primer plano y en priorizar el rendimiento, y tomando la reforma estructural por el lado de la oferta como línea troncal, propulsar la transformación de la calidad, la eficacia y la fuerza motriz del desarrollo económico, hacer hincapié en acelerar la conformación de un sistema industrial caracterizado por el desarrollo sinérgico de la economía real, la innovación científica y tecnológica, las finanzas modernas y los recursos humanos, y poner el acento en configurar un régimen económico que sobresalga por la eficacia del mecanismo del mercado, el gran vigor de los agentes microeconómicos y la apropiada intensidad del macrocontrol, con el propósito de aumentar constantemente la fuerza innovadora y la competitividad de la economía de nuestro país. Es necesario profundizar la reforma estructural por el lado de la oferta, acelerar la construcción de un país innovador, aplicar la estrategia de vigorización de las zonas rurales y la de desarrollo coordinado de las regiones, aligerar el perfeccionamiento del régimen de la economía de mercado socialista, e impulsar la formación de una nueva configuración de apertura integral, en un esfuerzo por lograr un desarrollo de mayor calidad, eficiencia, equidad y sostenibilidad. Es imprescindible completar el sistema institucional de la condición del pueblo como dueño del país y desarrollar la política democrática socialista, para ello hemos de persistir en la integración orgánica de la dirección del Partido, la condición del pueblo como dueño del país y la gobernación de este según la ley, fortalecer la garantización institucional de la condición del pueblo como dueño del país, desplegar el importante papel de la democracia consultiva socialista, profundizar tanto la práctica de gobernar el país según la ley como la reforma de los organismos y del régimen administrativo, con el fin de consolidar y desarrollar el frente único patriótico y la situación política pletórica de dinamismo, vivacidad, estabilidad y unidad. Se debe afianzar la convicción en nuestra cultura y promover el florecimiento y la prosperidad de la cultura socialista, para ello tenemos que dominar firmemente la dirección sobre la labor ideológica, cultivar y practicar los valores socialistas esenciales, intensificar la formación ideológica y moral, hacer florecer y desarrollar el arte y la literatura socialistas, con miras a promover el desarrollo de las actividades y la industria culturales, y activar el vigor innovador y creativo cultural de toda la nación. Hay que elevar el nivel de garantización y mejora de las condiciones de vida del pueblo, y fortalecer e innovar la gobernanza social, para ello debemos ocuparnos de los problemas de intereses que inquietan y afectan más al pueblo de manera más directa e inmediata, desarrollar prioritariamente la educación, elevar la calidad del empleo y el nivel de ingresos del pueblo, reforzar la construcción del sistema de seguridad social, conquistar decididamente la victoria en la batalla del acometimiento de lo más duro en la liberación de la pobreza, aplicar la estrategia para una China sana, crear una configuración de la gobernanza social caracterizada por la construcción conjunta, la administración en común y el codisfrute, y salvaguardar eficazmente la seguridad nacional, de manera que la percepción del pueblo de que sale beneficiado, es feliz y vive seguro sea más sustanciosa, esté más garantizada y resulte más sostenida. Es imperativo acelerar la reforma del régimen de la civilización ecológica y construir una bella China, para lo cual nos impone impulsar el desarrollo ecológico, resolver con esfuerzo redoblado los destacados problemas medioambientales, intensificar la protección del sistema ecológico y reformar el régimen de supervisión y control del entorno ecológico, a fin de promover la formación de una nueva configuración de la modernización basada en el desarrollo armonioso del ser humano y la naturaleza.

El Congreso destaca que, ante los profundos cambios operados en el entorno de la seguridad nacional y las exigencias planteadas por nuestro tiempo en lo tocante al fortalecimiento del país y el Ejército, hemos de perseverar en seguir el camino con peculiaridades chinas en el fortalecimiento del Ejército, para ello debemos llevar a efecto íntegramente el pensamiento de Xi Jinping sobre dicho fortalecimiento, aplicar la directriz estratégica militar formulada en las nuevas circunstancias, construir unas poderosas y modernas fuerzas terrestres, navales, aéreas, de misiles y de apoyo estratégico, forjar firmes y eficientes mandos de teatros para operaciones conjuntas y configurar un sistema de combate moderno con peculiaridades chinas, con miras a impulsar integralmente la modernización de la defensa nacional y del Ejército y transformar el Ejército Popular en un ejército de primer orden mundial.

El Congreso subraya que, para mantener la prosperidad y la estabilidad duraderas de Hong Kong y Macao, es preciso aplicar integral y acertadamente las directrices de “un país con dos sistemas” , “administración de Hong Kong por los hongkoneses” , “administración de Macao por los macaenses” y alto grado de autonomía, proceder rigurosamente con arreglo a la Constitución y a las leyes fundamentales de estas dos regiones administrativas especiales, y hacer que los compatriotas de allí, junto con el resto del pueblo de la patria, asuman la responsabilidad histórica de revitalizar la nación y disfruten de la gran gloria inherente a la prosperidad y la fortaleza de la patria. Hay que seguir perseverando en la directriz de “reunificación pacífica y un país con dos sistemas” , ampliar los intercambios y la cooperación económicos y culturales entre las dos orillas del estrecho de Taiwan, impulsar a los compatriotas de ambas orillas a desarrollar juntos la cultura china, promover el desarrollo pacífico de las relaciones interribereñas, propulsar el proceso de reunificación pacífica de la patria y no permitir en absoluto que nadie, ninguna organización ni ningún partido político separen de China, en ningún momento ni bajo ninguna forma, parte alguna de su territorio.

El Congreso está de acuerdo con el análisis hecho en el informe sobre la situación internacional y las directrices formuladas para el trabajo exterior y subraya que China persistirá en el camino de desarrollo pacífico, mantendrá en alto la bandera de la paz, el desarrollo, la cooperación y el ganar-ganar, se atendrá escrupulosamente a una política exterior cuyo propósito es salvaguardar la paz mundial y fomentar el desarrollo en común, desarrollará firme e invariablemente la amistad y la cooperación con los demás países sobre la base de los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica, promoverá activamente la cooperación internacional en la construcción de la Franja y la Ruta, seguirá participando con dinamismo en la reforma y la construcción del sistema de la gobernanza global e impulsará la construcción de un nuevo tipo de relaciones internacionales basadas en el respeto mutuo, la equidad y la justicia, y la cooperación y el ganar-ganar, con miras a promover la conformación de una comunidad de destino de la humanidad y construir junto con el pueblo de los demás países un mundo caracterizado por la paz duradera, la seguridad universal, la prosperidad de todos, la apertura y la inclusión, y la limpieza y la hermosura.

El Congreso recalca que quien forja el hierro ha de estar bien forjado. El Partido tiene que unir y conducir al pueblo en la prosecución de la gran lucha, el impulso de la gran causa y la materialización del gran sueño, por lo que no debemos vacilar en absoluto en mantener y perfeccionar la dirección del Partido, ni en hacer de él un partido aún más firme y fuerte. La exigencia general para la construcción del Partido en la nueva época es: mantener y fortalecer su dirección integral; persistir en que vele por su propia administración y se discipline de modo integral y riguroso; y, tomando el fortalecimiento de la construcción tanto de su capacidad de gobernar durante largo tiempo como de su carácter avanzado y su pureza como línea principal, su construcción política por mando, el afianzamiento de los ideales, las convicciones y los propósitos como cimientos, y la movilización del entusiasmo, la iniciativa y la creatividad de todo el Partido como punto de apoyo, llevar adelante integralmente su construcción política, ideológica, organizativa, disciplinaria y la de su estilo, plasmando en todo este proceso la construcción institucional, impulsar a fondo la lucha contra la corrupción y mejorar constantemente la calidad de la construcción del Partido, con vistas a hacer de él un partido marxista gobernante rebosante de pujanza que marche en todo momento al frente de los tiempos, cuente con el sincero apoyo del pueblo, tenga la valentía de llevar a cabo una revolución interna y sea capaz de superar todo tipo de pruebas contra viento y marea.

El Congreso enfatiza que hay que colocar la construcción política del Partido en primer plano. Todos los militantes del Partido debemos acrecentar nuestra conciencia sobre la política, los intereses generales, el núcleo dirigente y el alineamiento, perseverar en la autoridad del Comité Central del Partido y en su dirección centralizada y unificada, implementar firmemente la línea política del Partido, acatar estrictamente su disciplina y su reglamentación políticas, y mantener un alto grado de identificación con el Comité Central en lo tocante a la posición, el rumbo, los principios y el camino políticos.

El Congreso llama a todo el Partido y el pueblo de todas las etnias del país que se unan estrechamente en torno al Comité Central del Partido, con el camarada Xi Jinping como núcleo, enarbolen la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas, estudien y apliquen concienzudamente el pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época, avancen con un espíritu pujante y se entreguen completamente a su cometido, continúen luchando por cumplir las tres grandes tareas históricas -el impulso de la modernización, la culminación de la reunificación de la patria y la salvaguardia de la paz mundial y la promoción del desarrollo conjunto-, lograr el triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, conquistar la gran victoria del socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época, materializar el sueño chino de la gran revitalización de la nación china y hacer realidad la aspiración del pueblo a una vida mejor.

Anuncios

México está de pie. #Sismo2017

Por Juan José Mena Carrizales.

Estamos ya a un mes del segundo terremoto que golpeó a México, el 19 de septiembre de 2017, el cual sumó o amplificó los temas pendientes de la agenda política nacional.

En el caso de la afectación que sufrieron Estados como Oaxaca, Chiapas, Tabasco ydesde el sismo del 7 de septiembre, se le sumaron afectaciones en la Ciudad de México, Puebla, el Estado de Morelos y otras localidades.

México es un país ubicado en una zona altamente sísmica, pero el mayor problema es la deficiencia de las instituciones oficiales para enfrentar esta condición. Nos enfrentamos a viviendas precarias derivadas de un modelo económico en el que hay más de 60 millones de mexicanos en pobreza, la ausencia de altos requerimientos de seguridad estructural de las construcciones en la práctica, debida a corrupción entre inmobiliarias y las autoridades; así como deficientes planes de protección civil, si nos comparamos con países como Cuba o Japón, son algunas de las lecciones que aprendimos de mala manera con muchas perdidas humanas durante estos eventos.

El tema que camina subterráneamente en el debate político casi como la propagación de las ondas que genera un sismo, es el de la reconstrucción. Desafortunadas han sido las informaciones referente al acaparamiento de los apoyos internacionales, los cuales no se han transparentado apropiadamente, así como el actuar de autoridades locales sin sensibilidad sobre las necesidades inmediatas de vivienda temporal y de largo plazo de los afectados, como se puede ver hasta de la declaración del presidente Enrique Peña Nieto de que la gente reconstruya por medio de “tandas”. Insisto, las necesidades están ahí, aunque la mayoría de nuestros políticos no las vean, o mejor dicho, aunque piensen siguiendo con su ideología neoliberal, que el Estado no juega papel alguno en la reconstrucción.

El papel de los jóvenes llamados Millenials es destacable, sin embargo, nada sorprendente. Solo demuestra el principio de la necesidad de liderazgo y del trabajo orienta a misión. Me explico, mientras la ideología neoliberal ha planteado un abandono de la idea de Proyecto Nacional y la generación de oportunidades para los jóvenes, incluso introduciendo políticas demográficas que tienden a destruir el llamado “bono poblacional de la juventud”, por el cual deberíamos tener altas tasas de crecimiento económico, las condiciones de crisis demostrarorn que tenemos una generación de fuerza de trabajo dispuesta a movilizarse a reconstruir esta Nación, solo necesitando las condiciones de tecnología, de preparación y de apoyos institucionales para hacerlo.

Como sociedad ahora, tenemos que reconstruirnos social y moralmente. Construir un nuevo paradigma basado en la solidaridad, en la creatividad, en el aumento de la productividad para mejorar las condiciones de vida de los afectados de catástrofes naturales y catástrofes económicas como el actual modelo de desigualdad. Esta es una reflexión e intención de largo camino que tendremos que continuar más allá del debate de 2018. Lo importante es que la sociedad mexicana tiene el potencial de movilización.

México está de pie.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑