Buscar

Expreso del Progreso

El diario escrito desde la perspectiva del porvenir

Categoría

Opinión

Propuesta de acción Vs contrarreformas y en defensa de seguridad social

El ataque que sigue es a la salud, a la seguridad social, viene su privatización por medio de la “portabilidad”. Según esto, puedes ir a consultarte a clínicas privadas o públicas por medio de aseguradoras privadas con pago de dinero del presupuesto, el problemas que sólo podrás acceder a cierto paquete de servicios de problemas médicos. Será una gran estafa al presupuesto como el ObamaCare que no es salud pública,ni gratuita, ni universal con el pretexto de los malos tratos e ineficiencia en el IMSS e ISSSTE y Sistemas de Seguridad Social estatales.
Y tienen razón, pero el mal servicio de salud lo han generado recortando a estas instituciones para que pierdan su carácter social y te traten mal. Que te parezca que las paraestatales son ineficientes porque no tienen recursos para trabajar y llenas de corrupción.Pero privatizarlo por medio de la “portabilidad”, no es la solución, sino el medio por el cual saqueará Slim, aseguradoras y fondos de inversión extranjeros al país.
Necesitamos brigadas en cada clínica del IMSS e ISSSTE, que volantean y hagan difusión al menos una hora a la semana.
La crisis financiera lleva a oligarcas desesperadamente a lucrar con lo más básico y como con el ObamaCare, hay gente que ya muere y morirá en las calles sin servicio médico. Es fascismo.
Las instituciones de seguridad social requieren que el presupuesto (que nosotros aportamos vía impuestos, que nadie nos regala), les llegue y no se desvié al pago de la deuda o rescates financieros. Las instituciones de seguridad social requieren más presupuesto, no ser privatizadas.
Mi propuesta es iniciar ya, la campaña por la defensa de la seguridad social a nivel nacional.
El objetivo es concientizar a la gente despolitizada y generar movimiento de masas para revertir las contrarreformas.
Hay quienes piensan que la vía es la revolucionaria y otros la democrática electoral. Igual todos los gobiernos se legitiman por la vía electoral, incluyendo los que llegan al poder por la vía revolucionaria.
Eso no está a discusión, ambas vías requieren gente consciente de los problemas nacionales y que la gente deje de ser masas manipulables y se conviertan en ciudadanos conscientes.
La propuesta es cubrir todas las clínicas del país con información contra la privatización y la necesidad de que el presupuesto vaya a la salud y no a la deuda,”al menos” durante una hora por semana. AL MENOS. TODAS.
La gente informada defendiendo lo más fundamental para ellos se movilizará, y generaremos el momentum necesario para revertir las “contrarreformas”.
Tú yo, contra el derrumbe financiero y contra las reformas. Piénsalo.
Es mi humilde propuesta, lo someto a tu soberana decisión.
Lo otro es ser cómplice del fascismo financiero.
Gracias por tu atención.

http://tl.gd/n_1rtl73l · Reply
Report post (?)

La transparencia y sus tropiezos

Por Manuel Bartlett Díaz

21 de noviembre de 2013

Kant, en su opúsculo La Paz Perpetúa, dijo que los actos del poder que no son públicos son injustos, enunciado con plena vigencia en nuestros días, porque la opacidad es instrumento de los regímenes autoritarios y tentación de los democráticos. ¿Qué es la transparencia y para qué sirve?
El derecho a la transparencia y el acceso a la información pública gubernamental es un derecho humano previsto en el artículo 6° de la Constitución y en los tratados sobre derechos humanos que hemos suscrito. Consiste en el derecho de los ciudadanos y la correlativa obligación de los gobernantes, de proporcionar a los gobernados toda la información que generan las autoridades en el ejercicio de sus funciones.
El fundamento del derecho humano a la transparencia reside en que los gobernantes son mandatarios subordinados a los ciudadanos, que son los mandantes. Los gobernantes actúan en el ejercicio del poder público a nombre de los gobernados y deben rendirles continuamente cuentas de cómo y para qué fines están gobernando. La soberanía reside originariamente en el pueblo, la autoridad sólo realiza esa soberanía de manera derivada. Por eso, el derecho a la transparencia de los ciudadanos es consustancial a la democracia representativa. Sin transparencia y acceso a la información no puede existir democracia representativa ni Estado de derecho, porque no existiría el vínculo permanente de responsabilidad del gobierno hacia la sociedad.
El derecho a la transparencia y a la información está reconocido en la Constitución desde 1977, pero hasta el 2002 se aprobó la legislación secundaria —Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental—. Es sabido que en estos 10 años los mexicanos hemos ejercido a medias y con tropiezos el derecho a la transparencia y el acceso a la información pública, los gobernantes han acudido a toda clase de argucias para burlar ese derecho de los gobernados: alegar información inexistente, reservada, confidencial, para negar la información. Los titulares del IFAI han sido escogidos entre afines a los grupos parlamentarios mayoritarios junto con el Ejecutivo, y el IFAI ha sido un organismo de frágil autonomía, sometido a constantes presiones del gobierno federal.
El Senado de la República aprobó ayer reformas a la Constitución, con el propósito de ampliar la autonomía del IFAI y maximizar los derechos a la transparencia y el acceso a la información pública gubernamental. Sin embargo, con el mismo propósito cabe advertir graves limitaciones a la autonomía del órgano garante en las reformas. Se modifica el artículo 105 fracción I de la Constitución para que las decisiones del órgano garante de la transparencia puedan ser motivo de controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), indudable retroceso a la autonomía del IFAI, sus resoluciones ya no serán definitivas e inatacables, la figura de controversias no sólo dirime conflictos competenciales, también de constitucionalidad. Por un lado, la reforma afirma otorgarle al órgano jerarquía de autonomía constitucional y por otro, haciéndolo objeto de controversias constitucionales, las reduce, contradicción. Otra restricción es la facultad otorgada al consejero jurídico de la Presidencia —defensor de los intereses públicos y privados del Ejecutivo— para impugnar sus resoluciones.
Si bien se avanza incorporando obligados importantes, se fortalecen los instrumentos del poder, siempre reacio, que es al que ha de obligarse a transparentarse. Ninguna reforma es perfecta, nos dicen, tiene chipotes, no hay reforma definitiva, observemos entonces al poder, muchas experiencias acreditan su proclividad a la opacidad.

Lo que calla Roger Bartra

(Transcribimos aquí un fragmento del capítulo: “Introducción.
Maestros y Nación”, del libro “Cero en Conducta”, de Luis
Hernández Navarro”).

Hace casi 32 años nació la Coordinadora Nacional de
Trabajadores de la Educación. El encuentro fundacional se
efectuó en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, los días 17 y 18 de di-
ciembre de 1979.
La CNTE se formó promovida por vigorosos movimien-
tos regionales de maestros en Chiapas, Tabasco, la Montaña de
Guerrero y La Laguna. Demandó un aumento salarial de 30 por
ciento, rezonificación por vida cara y democracia sindical. No
fue producto de la iniciativa de algún partido o grupo político.
De hecho, las corrientes sindicales que actuaban en el
interior del sindicato, incluyendo algunas con muchos años de
actividad, quedaron relegadas ante el vertiginoso empuje de
los profesores de base. Su nacimiento permitió que esas lu-
chas locales rompieran su aislamiento, extendieran la protesta
a otros estados y se proyectaran a nivel nacional.
La Coordinadora expresaba la contradicción existente
entre un aparato sindical esclerotizado y vertical y una base
social más informada y politizada. Reflejaba la existencia de
un nuevo magisterio más escolarizado. Evidenciaba la para-
doja de una actividad que en el pasado se consideró un apos-
tolado, pero que en el presente era considerada un mero tra-
bajo para ganarse la vida, instrumento de ascenso social cada
vez más insuficiente.
Su nacimiento mostró un cambio de conciencia en el
magisterio. Todavía en febrero de 1980, un educador de la ciu-
dad de México decía: “Los únicos culpables de todo lo que nos
pasa somos nosotros por dejados. Nos obligan a ir a un desfile
y nos dicen: al que vaya le vamos a dar un diploma, ¿no? ¿Para
qué nos sirve un diploma? Para nada, pero vamos al desfile”.
En la formación de la CNTE fueron muy activos gran
cantidad de maestros bilingües, profesores de origen indíge-
na. También los trabajadores de la educación que laboraban
en zonas donde existen fuertes cacicazgos o lucha campesina.
A lo largo de la lucha el movimiento ha construido
formas de organización distintas a las del sindicalismo tra-
dicional. No ha hecho depender su poder real de la legalidad
estatutaria, sino de su capacidad de movilización. Los comités
de lucha, los consejos centrales, las comisiones coordinado-
ras, las brigadas fueron, desde su origen, organismos político-
sindicales de representación directa. La movilización y par-
ticipación de los maestros han sido posibles gracias a ellos.
Ellos demuestran su voluntad de hacerse cargo de su propia
lucha, sin intermediarios y sin depositar el futuro del movi-
miento en “lúcidas” vanguardias.
Los movimientos que integran la Coordinadora man-
tienen su autonomía táctica regional. Eslabonan acciones na-
cionales con base en puntos de acuerdo, potenciando la rela-
ción de luchas desde abajo. Sus dirigentes se renuevan regu-
larmente y quienes ocupan puestos de representación sindical
regresan a sus salones de clase a trabajar.
La Coordinadora se definió a sí misma como una fuerza
democrática e independiente que luchaba dentro del SNTE, cla-
ramente diferenciada de Vanguardia Revolucionaria y los parti-
dos políticos. Era una fuerza formada por los maestros de base.
Dominabala dirección gremial desde 1972 Vanguardia
Revolucionaria. Su dirigente, Carlos Jonguitud Barrios, con-
trolaba el sindicato con mano de hierro, grupos de golpeado-
res y un sistema de canonjías a sus incondicionales, entre las
que se encontraban las dobles plazas, las licencias sindicales
con goce de sueldo, los créditos y los programas de vivienda.
El SNTE formaba parte del PRI.
Gobernaba el país José López Portillo. La propaganda
oficial anunciaba que México nadaba en petróleo y se debía
preparar para “administrar la abundancia”. Pero los salarios
de los trabajadores de la educación eran raquíticos y la infla-
ción en los estados donde se explotaba el oro negro los hacían
aún más precarios. “País petrolero, maestro sin dinero”, co-
reaban los mentores en sus protestas.
Se acababa de aprobar una reforma política que lega-
lizó al Partido Comunista. Los maestros pertenecientes a gru-
pos más radicales temían que esa legalización implicara que,
a partir de ese momento, la lucha social se rigiera por criterios
parlamentarios, dando al partido y a sus aliados el monopolio
de la interlocución de la lucha reivindicativa.
En 1979, la insurgencia obrera de los años 70 había
sido derrotada. La inmensa mayoría de las tendencias sindi-
cales democráticas que actuaban en el interior de los grandes
sindicatos nacionales habían fracasado en su intento de re-
mover a los líderes venales. Así había pasado con los electri-
cistas y los metalúrgicos. El entorno gremial en el que la CNTE
desplegaba su lucha era desfavorable.
Han pasado 31 años desde entonces. Han gobernado
al país seis presidentes de la República, de dos partidos dife-
rentes. Una y otra vez, mandatarios y funcionarios en turno,
aliados con los charros sindicales, han tratado de acabar con
la Coordinadora. Más de 150 militantes suyos han sido asesi-
nados, o han sido víctimas de desapariciones forzadas; mu-
chos más han sido encarcelados o despedidos. Pero no han
podido acabar con ella: el movimiento sigue firme. Con altas
y bajas, transformándose y reinventándose en el camino, la
CNTE ha sobrevivido y se conserva como una poderosa orga-
nización político-sindical.
En muchos lugares las organizaciones que la integran
son una formidable escuela de democracia y ciudadanía. Son
una isla de honestidad en el mar de corrupción del sindica-
lismo nacional y una fuerza anticorporativa. Reivindican la
dignidad del magisterio. Cuando han ganado las secciones
sindicales del SNTE, su gestión ha sido, en lo esencial, trans-
parente. En algunos estados se han convertido en sujeto pe-
dagógico alternativo.
Aunque las guerrillas ligadas al campo de los años se-
senta se formaron frecuentemente con educadores rurales,
durante la década de los 70, muchos mentores de izquierda
sentían una especie de desprecio hacia los maestros de base.
“Es que no son obreros”, afirmaban. De esa manera decían
que no eran sujetos revolucionarios, sino, a lo sumo, compa-
ñeros de viaje de la causa proletaria.
Hoy, en cambio, son muchos los trabajadores de la
educación que, además de hacer sindicalismo, están involu-
crados en luchas de resistencia social en organizaciones re-
volucionarias y en partidos políticos progresistas. Es común
encontrar profesores como asesores de asociaciones campe-
sinas, representantes en puestos de elección popular y diri-
gentes partidarios.
En el camino, una parte de sus dirigentes han formado,
dirigido o asesorado organizaciones urbano populares y cam-
pesinas. Los maestros democráticos siguen comportándose,
en las zonas rurales, como intelectuales orgánicos del cam-
pesinado. Otros se han incorporado a los principales partidos
de izquierda. Unos cuantos han sido diputados y funcionarios
públicos. Su compromiso, constancia y paciencia con la causa
democrática y popular son asombrosos. La lucha de muchos
sectores subalternos en el país sería incomprensible si no se
contempla en su análisis el papel que han desempeñado en
ellas los trabajadores democráticos de la educación.
Una parte muyimportante delos organizadores popu-
lares de base y de los promotores de la resistencia a la devas-
tación ambiental, son maestros democráticos integrantes de
la CNTE. En estados como Oaxaca (y parcialmente Michoacán)
sus redes asociativas se han convertido en el punto donde se
concentran las contradicciones sociales, en el eje estructura-
dor del movimiento popular, en los agentes que han ayudado
a construir una trama social diferente.
A lo largo de los últimos años la CNTE ha desempeña-
do un papel central en la resistencia contra la Ley del ISSSTE y
en el rechazo a la Alianza por la Calidad de la Educación. Sus
integrantes fueron la columna vertebral en la oleada de ampa-
ros contra la reforma y para boicotear la afiliación al sistema
de pensiones privado. Desde siempre han estado en primera
línea en la defensa de la educación pública y el normalismo.
Pero no todo es miel sobre hojuelas. Algunos de ellos
han sido cooptados, sobre todo a partir de 1989, por Elba
Esther Gordillo. Otros han traicionado a sus compañeros y se
han convertido en todo aquello contra lo que siempre lucha-
ron. Algunos más hasta se volvieron paramilitares. Así suce-
dió con Solidaridad Campesino Magisterial, de Chiapas.
Aún así, a 31 años de formada, la Coordinadora está
más viva que nunca. Ha superado la prueba del tiempo. Cuen-
ta con una dirección estable y objetivos de lucha claros.
Magisterio y cambio
Entre diciembre de 1979, (fecha en que se fundó la
CNTE), y abril de 2011 (fecha de terminación de este libro),
han pasado muchas cosas en el magisterio nacional. La prensa
nacional ha dado cuenta de algunas de esas transformacio-
nes, pero sólo de unas cuantas. El profundo cambio que se ha
operado en el gremio supera, con mucho, las pequeñas notas
periodísticas que dan cuenta de sus paros, manifestaciones y
de los dislates de Elba Esther Gordillo.
En las poco más de tres décadas recientes el peso de
los trabajadores de la educación pública en la sociedad ha
disminuido; la imagen del maestro en la opinión pública se
ha deteriorado; la profesión magisterial se ha precarizado, al
tiempo que han sido registrados más de un par de docenas de
sindicatos independientes en varias entidades del país. Iró-
nicamente, la fuerza que ha adquirido el cacicazgo del SNTE
quizá es mayor de la que tuvo en su mejor momento Carlos
Jonguitud Barrios.
En 1979 la docencia había perdido mucho del lustre
que mostró durante el cardenismo, pero era aún una actividad
valorada socialmente. Los profesores de primaria en zonas
rurales seguían siendo los intelectuales orgánicos campesinos
(o, en algunos casos, sus caciques). Una parte de los docentes
urbanos habían adquirido doble plaza, con lo que sus ingre-
sos se habían estabilizado. En muy distintos niveles, la buro-
cracia política tenía en ellos un semillero de cuadros.
Casi treinta y dos años más tarde, la imagen de los
mentores y la educación pública han sido fuertemente ero-
sionadas por una feroz campaña de la derecha empresarial.
Los maestros (aseguran los
think tanks
conservadores y sus
medios de comunicación) son flojos, privilegiados, conflicti-
vos, burros, pendencieros, corruptos, e, incluso, violadores de
niños. La educación pública, afirman, es un desastre.
La divulgación de esta imagen ha sido facilitada por el
liderazgo nacional del sindicato. La información publicada so-
bre los cruceros de lujo con destinos exóticos en los que los
dirigentes gremiales afines a Elba Esther Gordillo se embarcan;
los cursos de capacitación sindical en Estados Unidos, a los que
asisten los miles de comisionados que hacen política para
la
maestra,
sin olvidar

las rifas de camionetas Hummer (por citar
sólo algunas notas informativas), han ayudado a forjar la le-
yenda negra de un magisterio lleno de privilegios. Poco importa
que los cientos de miles de docentes que diariamente deben
esforzarse para salir adelante sean ajenos a esas prebendas.
Si en el pasado los matrimonios entre maestros per-
mitían que la suma de sus ingresos alcanzara para mantener
el hogar, en el presente los salarios obtenidos están muy le-
jos de ser suficientes para sobrevivir. Para subsistir, muchos
profesores deben conseguir otros trabajos fuera de la escuela.
Como hacen muchos otros mexicanos, los maestros manejan
taxis, venden perfumería o se dedican al comercio informal.
Quienes han estudiado otras profesiones (y no son pocos) di-
fícilmente consiguen un empleo acorde a su preparación pro-
fesional. Abundan los que han probado fortuna emigrando a
Estados Unidos como indocumentados.
Hace poco más de tres décadas el diagnóstico oficial
asociaba el bajo nivel educativo con un esquema centraliza-
do de impartición de la instrucción pública, hasta el extremo
de equiparar automáticamente descentralización educativa
con mejoramiento de la educación. Asimismo, relacionaba la
existencia de un sindicato nacional con los bajos niveles de
aprovechamiento escolar. Casi treinta y dos años después, la
descentralización educativa es un hecho y sus resultados son
un rotundo fracaso. Por supuesto, ninguno de los tecnócratas
que la impulsó ha tenido que rendir cuentas de este desca-
labro. Ellos mismos, o sus herederos, son quienes ahora, con
los mismos argumentos del pasado, impugnan la educación
pública en nombre de la calidad.
Durante todos estos años, la Coordinadora ha desem-
peñado un papel fundamental en la formación de un maestro
que retoma las mejores tradiciones de la escuela rural mexi-
cana: la educación socialista y el cardenismo. Sus integrantes
han promovido la democratización del país desde abajo, el
impulso a una educación alternativa, la formación de organi-
zaciones populares, la resistencia al neoliberalismo, la defensa
de la educación pública y la lucha por la liberación nacional.
Poco a poco los maestros democráticos han comen-
zado a cuestionarse la función social de su trabajo. De la lu-
cha por sus demandas más sentidas, de la solidaridad hacia
otros contingentes en conflicto, han pasado a preocuparse de
su materia de trabajo. La transición no es sencilla: de alguna
manera implica el cuestionamiento profundo de sus peque-
ños privilegios. La subversión de la actividad docente implica
que los maestros se conviertan en alumnos.
Muchos de esos trabajadores de la educación enseñan
en condiciones muy difíciles a hijos de familias divididas por
la migración, quienes sólo esperan llegar a jóvenes para irse al
otro lado de la frontera; a niños que no se presentan en el aula
la mitad del año porque deben ayudar a sus padres en los cam-
pos de trabajo en otros estados o dedicarse a las labores agrí-
colas; a muchachos con el estómago invariablemente vacío.
Dentro de la CNTE existe, desde su nacimiento, el
más amplio pluralismo. Muchas posiciones y puntos de vista
coexisten en su interior. Hace 31 años se debatía si formar un
sindicato independiente o democratizar al SNTE, si impulsar
la lucha a partir de un amplio programa o de unas cuantas
reivindicaciones centrales. Hoy se discute con intensidad si lo
adecuado es nombrar direcciones paralelas a las del sindicato
oficial, o si lo conducente es insistir en la combinación entre
lucha estatutaria y movilización de masas.
Los maestros democráticos llevan ya más de tres déca-
das caminando carreteras y acampando frente a edificios pú-
blicos. Se niegan a arriar sus banderas de lucha y a olvidar sus
muertos. Para sus enemigos merecen un cero en conducta. Sin
embargo, en las aulas y en las calles se han forjado a sí mismos.
Ellos desempeñan un papel central en la lucha por un México
distinto. Cumplen con un papel de primer orden en la genera-
ción y divulgación de un sentido ético-político alternativo hacia
las clases subalternas. A lo largo de todos estos años han sufri-
do una metamorfosis profunda. Han cambiado como gremio y
como profesionales; de paso han transformado el país.

De una maestra mexicana en lucha

En lo personal, ustedes piensan que los profes somos huevones y es un trabajo sencillo. ¿Saben cuántos días me la he pasado dejando que la tele eduque a mi bebé porque tengo que hacer planeaciones que me llevan horas? ¿Cuántas veces me he desvelado entregando proyectos que la SEP pide, PEL, PREENLACE, ENLACE, CONCURSO DE SÍMBOLOS PATRIOS, CARTELES, ETC.? Me he desvelado y madrugado por cumplir diariamente con los niños. Si me siento mal, no puedo faltar porque me descuentan, mi trabajo se retrasa y tengo 65 niños a cargo, si mi bebé tiene fiebre me tengo que fregar e irme a trabajar, no por un bebé me justifican dejar a 65 niños. Mientras tú llegas a tu casa a sentarte, yo sigo y sigo.

Antes de opinar, infórmate. Mi trabajo no termina en el aula, tengo que evaluar, planear, calificar, tener a mi bebé al lado viendo TV, jugando solo con sus juguetes, o encerrado todo el día porque tengo que hacer lo que se les ocurre o me piden de un día para otro, en una semana calificar 300 y tantos exámenes y entregar evaluaciones al mismo tiempo, si me siento mal, aún así presentarme porque no puedo regresar a 65 niños a sus casas, si mi hijo tiene fiebre, irme con la preocupación y dependiendo de gente para que esté mejor, si lo llevo al doctor y pierdo la tarde, aún así tengo que cumplir con lo que se me pidió ya que a ellos no les importa aguantar si los papás tuvieron un mal día y ser siempre cordial, soportar groserías de papás y directivos cuando yo soy la que diario me pongo los guantes y lucho contra los malos hábitos, sentimientos e ignorancia; y ENLACE…¡pfff!, intenta que haga milagros para una evaluación errónea, fuera de contexto y con preguntas sin sentido, me hacen firmar un compromiso para que los grupos no salgan mal. Tú llegas a tu casa y te olvidas del trabajo, yo preparo el trabajo y a parte por nuestra culpa la educación está como está. Y por esto ¿sabes cuánto me pagan? Morirías de risa.

¡FUERA LA REFORMA EDUCATIVA!

Profa. Ma. Eugenia: “tengo 30 años de servicio, donde empece a trabajar fue en una comunidad que se llama Tamarindo de San Miguel,municipio de Soledad de Doblado,Ver., SALIA A LAS 5 y MEDIA para llegar a soledad 7am de ahi me iba al puente a tomar un “raid”de lo que fuera, cervecero, lechero, refresquero, etc., para que lograra entrar a la desviación de ahí a “Matamuerto”(imagínate porque se llamaba así), me bajaba ahí, esto era pura terracería,y ahí empezaba a CAMINAR 5 KM hasta llegar a mi escuela “Miguel Hidalgo”, linda mi escuelita rural y siempre con el ánimo de trabajar, esto era de todos los días, me emocionaba que mis niños me fueran algunas veces a alcanzar EN BURRO para que no me cansara y la tristeza que sintieron cuando salí de ahí, yo quisiera que esos diputados y senadores hicieran el recorrido que yo hacía para ver si con mi sueldito iban a sobrevivir, y no se diga que no teníamos el material suficiente para trabajar con los niños e incluso lleve mis enciclopedias para que tuvieran su biblioteca, y le podría yo contar tantas anécdotas que no terminaría, con nuestro raquítico sueldo compramos material para nuestras aulas y para trabajar con nuestros alumnos, aparte tenemos que mantener a nuestra familia”.

Plan Antinacional de Desarrollo

Manuel Bartlett

23 de mayo de 2013

El Plan Nacional de Desarrollo 2013 – 2018, es la “hoja de ruta… traza los objetivos y las acciones para lograrlos”; dado que Peña anunció como objetivo destacado una reforma energética, el apartado de Energía, resulta un adelanto, para sumarlo a declaraciones del Ejecutivo y colaboradores y a la desnacionalizadora “Estrategia Nacional de Energía” remitida al Congreso. ¿Hacia dónde conduce la hoja de ruta energética?
Resumimos: es indispensable satisfacer las necesidades energéticas, su escasez sería obstáculo para el desarrollo; la producción de energía primaria disminuye anualmente y el consumo crece; la extracción de petróleo ha sido superior a la capacidad de reponer reservas; el nivel de producción (2.54 millones de barriles diarios) y el volumen de exportaciones (sin cifras) al 2012, fueron las menores desde 1990. El párrafo cuarto explicita el objetivo de Peña para remediar lo anterior: “La capacidad del Estado mexicano para detonar nuevos proyectos de inversión en campos no convencionales, aguas profundas y “lutitas” (shale, en inglés) ha sido limitada y por tanto se requiere de un nuevo marco “institucional” que permita al Estado aumentar su capacidad para producir energía y asegurar el abasto”. En los siguientes párrafos se reconoce la incapacidad de producir gasolinas y petroquímicos y su ruinosa importación. En electricidad el reto, es el abastecimiento futuro.
La “hoja de ruta” es tortuosa, no reconoce que la situación negativa que describe, es resultado del saqueo de los recursos de Pemex para gasto corriente y su deliberado desmantelamiento, cuya solución lógica sería detener esta práctica. No lo reconoce, porque su objetivo, pretextando la caída de la producción, es resolverla introduciendo a las grandes petroleras a operar en México, cediéndoles parte de nuestra renta petrolera, reconocido explícitamente por el director de Pemex. Pero siendo inconstitucional, en el párrafo cuarto del Plan aportan la coartada: “La capacidad del Estado para detonar nuevos proyectos de inversión en campos no convencionales (aguas profundas y “lutitas”) ha sido limitada y por tanto se requiere un nuevo marco institucional que permita al Estado, aumentar su capacidad para producir”. Lo que significa la reforma constitucional que buscan para la invasión de las transnacionales a nuestro territorio.
Introduce Peña el tema de la explotación del shale gas, promovida como la gran revolución energética norteamericana, que con sus grandes reservas de “lutitas” ha producido excedentes de gas y que según afirmaciones de la Agencia Internacional de Energía, esta revolución puede detonarse en México, porque nos adjudica grandes reservas de “lutitas” en el norte del país, a condición de la reforma constitucional que preparan para que entren las empresas norteamericanas a esta explotación aquí. Otra de las recomendaciones de la OCDE —oráculo de Peña— para beneficiar a los extranjeros que representa.
Agita Peña Nieto esta fantasía del gas shale, ocultando que en EU se ha demostrado que lejos de ser una revolución que haga a Norteamérica autosuficiente en energía y exportadora, ha sido una especulación financiera con enormes pérdidas para productores, no para Wall Street; se ha probado además la rápida declinación de estos pozos; ocultan también que nuestras supuestas reservas de “lutitas” no han sido probadas, que esa explotación requiere enormes cantidades de agua —que no tenemos en el norte— para fracturar las rocas con químicos que contaminan los mantos freáticos, con desastres ecológicos visibles en EU.
El shale gas es el nuevo garlito como lo fue para impulsar la reforma antinacional del 2008, el “tesorito en el mar” que después de 15 años no ha generado un solo barril, pero sí billones de dólares para los contratistas extranjeros. La ruta de Peña pretende llevarnos al sometimiento de la industria petrolera a los intereses extranjeros.

Senador de la república

Comentarios sobre la Estrategia Nacional de Energía 2013 – 2027

Por Ing. Jose Luis Apodaca Villarreal, ex director regional de CFE.

El Presidente envía este documento al Congreso para que sea aprobado o rechazado en un plazo de 30 días.

No hay motivos para aprobarlo porque no constituye un diagnóstico acertado del sector energético; tampoco define una política para lograr la independencia energética nacional; y tiene una marcada intención de promover inversiones extranjeras para transferir la renta energética, y no estimularán el crecimiento de la economía y el empleo.

I.              Hidrocarburos

1.            Una parte importante que debe contener la Estrategia Nacional de Energía (ENE) es el diagnóstico de la situación financiera de Pemex, y no citan que en los últimos 12 años Pemex le transfirió a Hacienda más de 7.3 billones de pesos por la vía de impuestos. Además endeudaron a la paraestatal con créditos pidiregas por 1.3 billones de pesos para cubrir la extracción de crudo, por los que habrán de pagarse casi 4 billones de pesos en 25 años.

2.            Mencionan en el Punto de Partida de la ENE que se multiplicaron las inversiones en exploración y restituyeron las reservas probadas en un 100%, lo cual no es verdad. En el año 2012  las reservas son menores en un 30% que las que existían en el año 2003, porque fueron mínimos los recursos de inversión destinados a exploración en todo el sexenio.

3.            Tampoco citan en la ENE que durante estos últimos doce años México ha exportado 7 miles de millones de barriles (MMB) de crudo _en su mayor parte a la Unión Americana_. Este monto exportado constituye la mitad de nuestras reservas probadas actuales, y agotaron prematuramente el crudo de bajo costo de Cantarell.

4.            La ENE no establece políticas para desarrollar la industria petroquímica nacional, y desaprovecha su potencial para generar un valor 60 veces mayor que exportar crudo: Se pierde la oportunidad de utilizarla como pilar del crecimiento de la economía nacional, y seguirán dando preferencia a que los extranjeros invirtieran en ella.

5.            No se cita en la ENE que en el último sexenio se erogaron  25 MMD por maquilar en la Unión Americana  la refinación de gasolinas. Lo gastado sería  suficiente para invertir en dos refinerías de alta tecnología y mejorar las actuales de Pemex; infundadamente se insiste en que no es rentable construir refinerías, y  la proyectada en Tula no registra avance.

6.            No mencionan en la ENE que Pemex ha invertido más 80 miles de millones de pesos en proyectos exploratorios de la región de Chicontepec y en Aguas profundas, sin haber logrado producción apreciable ni reservas probadas. Estos proyectos son clasificados por la misma Comisión Nacional de Hidrocarburos como de muy baja rentabilidad y muy alta incertidumbre. Los únicos beneficiados han sido los consorcios extranjeros que participan en esos contratos y obtienen ganancias importantes. Por otra parte, se han retrasado proyectos de extracción en aguas someras, ya documentados que tienen muy alta rentabilidad.

7.            La ENE no hace referencia a la participación accionaria de Pemex en Repsol por 22 miles de millones de pesos (acciones que se devaluaron por la expropiación argentina), y la compra de hoteles flotantes y plataformas a empresas españolas por 10 mil millones de pesos, para estimular el empleo en aquel país. Pemex Internacional se ha manejado sin la más elemental regulación por parte del Congreso.

8.            Es difícil entender como fundamenta la ENE que los combustibles están subsidiados en México con 220 miles de millones de pesos (MMP) anuales, si en el año 2012 recibió de Pemex por la vía de impuestos 800 MMP; y son múltiples las áreas de oportunidad que tiene la paraestatal para reducir sus costos.

 

II.            Electricidad.

1.    Mencionan en la ENE el mandato legal de generar 35% de la electricidad con energías renovables, y no establecen la obligatoriedad de que sea Comisión Federal de Electricidad quien invierta directamente para aprovechar los grandes recursos eólicos nacionales. Prefieren promover que las empresas extranjeras especulen con esa energía renovable, expoliando a los municipios con la alta tarifa de alumbrado público. Es tal la intención de perjudicar a la CFE y a la gran mayoría de los usuarios, que propician que genere electricidad con combustóleo caro, a un costo que multiplica por 4 el de generar con plantas eólicas.

2.    La ENE no cita que México posee un potencial importante para generar electricidad con carbón nacional, para contribuir a nuestra independencia energética y disminuir costos. Se utilizarían sistemas anticontaminantes y tecnologías modernas de turbinas de vapor ultra – supercríticas. La Unión Americana genera el 50 % de su electricidad con carbón.

3.    Quienes elaboraron la ENE parecen desconocer que en México opera el mercado de electricidad privado denominado autoabastecimiento remoto, que es una venta disfrazada de las empresas extranjeras a sus asociados. Ambos se benefician del subsidio que les hace CFE, de los gastos de inversión y de operación, que corresponden a los sistemas de transmisión y distribución, y son erogados por la paraestatal.

4.    En el año 2011 las pérdidas de energía no técnicas (robos de energía) significaron 24 Terawatthoras e implican montos de 35 miles de millones de pesos no facturados por año. Contrariamente a lo que pudiera pensarse no son las áreas populares marginadas las que más inciden en el monto de estos robos: son miles de empresas pequeñas y medianas, y usuarios de áreas residenciales.

5.    Tampoco menciona la ENE que a diciembre de 2011 CFE ha recibido financiamientos Pidiregas para la expansión de la generación y la transmisión por 230 miles de millones de pesos (MMP), que implicarán un pago anual de 28 MMP durante 25 años. Además se ha propiciado una sobreinversión, porque CFE ha planificado la expansión a largo plazo pronosticando tasas de crecimiento anual de las ventas de 5%, siendo que en la última década la tasa histórica es de 2%. El costo futuro de inversión para la expansión del sistema eléctrico nacional podría reducirse hasta en un 60%, si se ajustan las tasas de crecimiento y se obtienen financiamientos a una tasa anual de descuento del 5%.

6.    El gas natural se ha mantenido a precio bajo durante los últimos 4 años, llegando a costar la mitad respecto del año 2008. Para el combustóleo el gobierno federal ha multiplicado por 3 el precio del año 2007: Y la ENA insiste en que la energía está subsidiada en México.

7.    Independientemente de la gran producción de gas shale en la Unión Americana, el gas natural no puede permanecer en el norte del continente americano por mucho tiempo 5 veces más barato que el petróleo. La política mexicana de extrema dependencia del gas natural  importado incluye una parte de gas licuado y presenta riesgos importantes de encarecimiento radical, porque en Europa vale 4 veces más que en América, y los contratos que CFE tiene en Manzanillo con Repsol no han cumplido las entregas pactadas. Si a CFE le incrementan el precio del gas al nivel europeo, el costo de generación aumentaría en 120 MMP y los precios medios de la electricidad en 40%.

8.    Cómo fundamenta la ENE que CFE aplica 83 Miles de Millones de Pesos (MMP) anuales en subsidios, si presenta tantas áreas de oportunidad: Permite el robo de energía por 35 MMP; genera con combustóleo y gasta 56 MMP más que si utilizara gas natural; paga en exceso por financiamientos pidiregas 12 MMP; no ha aprovechado los recursos carboníferos y eólicos nacionales para reducir radicalmente el costo de generación en 70 MMP; y además subsidia a empresas extranjeras en la venta de energía para autoabastecimiento remoto con 7 MMP.

Monterrey N.L. 6 de marzo de 2013.

La explosión de la Torre de PEMEX, ¿Quién está detrás?

Por Juan José Mena Carrizales.

John Paul Rathbone, editor para Latinoamérica del Financial Times, en su blog The World, publicó una nota titulada “Las consecuencias de la explosión de Pemex”, donde expresa que la explosión en la Torre de Pemex puede ser utilizado como un argumento para afirmar que la paraestatal requiere abrirse a la inversión extranjera, ya que puede ser un catalizador para acelerar las reformas estructurales que busca el gobierno de Enrique Peña Nieto.

El Financial Times, no es una publicación cualquiera. Es el vocero cotidiano de la oligarquía financiera británica y no hay que olvidar que British Petroleum, es una de las principales compañías interesadas en recuperar sus viejos “intereses”, perdidos en México, luego de la expropiación de 1938, realizada por el revolucionario mexicano, el Gral. Lázaro Cárdenas del Río. PEMEX, pese a los ataques de recortes presupuestales, malos manejos y corrupción de “la larga noche neoliberal mexicana” de 30 años, es la cuarta empresa petrolera a nivel mundial.

Rathbone compara el incidente de la explosión en la Torre de Pemex para el gobierno de Enrique Peña Nieto, con el incendio en el club nocturno Kiss en Brasil, para la presidenta brasileña, Dilma Rousseff; y los tiroteos de Connecticut, para el presidente Obama, como sucesos que permitirán avanzar en las reformas a cada uno de los respectivos gobiernos.

Lo anterior nos hace recordar definitivamente “la terapia de shock”, popularizada por Milton Friedman, en la que dice que para aplicar las reformas estructurales “que son necesarias” para vencer las viejas estructuras de los “mercados cerrados” (proteccionistas), hay que aprovechar sucesos dramáticos para aplicar dichas reformas. De hecho, Naomi Klein, en su libro “La Doctrina del Shock”, denuncia que dichos “sucesos de shock”, no son esperados pacientemente por los neoliberales, sino deliberadamente, producidos y presenta el ejemplo clásico del derrocamiento y asesinato del Presidente chileno, Salvador Allende, como el precedente para la entrada de los “Chicago Boys”, que introdujeron las políticas monetaristas, la persecución de sindicatos y la privatización del cobre en Chile.

Dice Rathbone: “Aunque puede sonar insensible, estos (accidentes) pueden ayudar a acelerar los programas de reformas de Dilma Rousseff, presidente brasileño, y de Enrique Peña Nieto, su homólogo mexicano”. Prosigue diciendo que tras la explosión de Pemex, Peña Nieto puede argumentar que tanto la explosión como el declive en la producción petrolera nacional son evidencia de que la cuarta mayor compañía petrolera del mundo está en declive y requiere apertura al capital extranjero.

En este contexto, aparece una entrevista del diario mexicano, “La Jornada”, a Óscar Álvarez, miembro de la dirigencia del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana en los ochentas, afirmando que en el edificio donde ocurrió la explosión, no hay calderas, que es la primera hipótesis que se ha planteado como detonante de la tragedia. De hecho, el 6 de septiembre de 1982, en ese mismo lugar, ocurrió un incendio en la ciudad de México que consumió las pruebas de uno de los grandes fraudes cometidos contra el patrimonio de PEMEX, entonces dirigida por Jorge Díaz Serrano, relacionado con la compra de dos embarcaciones, los barcos Cantarell y Abkatun, una operación que a la postre terminó en un quebranto. Funcionarios involucrados en la operación, entre ellos Efrén Flores Chavarría e Ignacio de León Martínez, huyeron del país y se refugiaron, precisamente, en el Chile gobernado por Augusto Pinochet.

No sería la primera vez, que ocurre un atentado contra PEMEX, con el propósito de promover determinados interesados privados. Recordemos que de hecho, los gobiernos nacionalistas de la Revolución Mexicana, se enfrentaron a una oposición patrocinada por las petroleras, entre ellos el recientemente depuesto Partido Acción Nacional (PAN), a quien se le acusa de haber encubierto la compra de votos para que el ahora neoliberal Enrique Peña Nieto, llegara al poder.

Aún si el incidente, sólo fuera un accidente, como afirman las fuentes oficiales, el hecho es que la explosión en la Torre de PEMEX, es un evento que parece favorecer los intentos privatizadores.

Así que es probable que estemos ante un nuevo intento de “terapia de shock”, de las políticas del Fondo Monetario Internacional, para que los intereses privados trasnacionales, se queden con la renta del petróleo de México, como lo han hecho en otras regiones del mundo.

Liberación de Cassez: Una justicia a medias.

Por: José Olguín.

Ciudad de México, 27 de enero – Tras un intenso debate en la SCJN y después de siete años de prisión la francesa Florence Cassez fue liberada este miércoles gracias a un amparo concedido por la mayoría de ministros de la Primera Sala, el cual le permitió la libertad inmediata a la francesa, al considerar que las violaciones al debido proceso y a sus derechos constitucionales tales como la presunción de inocencia, el derecho a puesta sin demora ante el Ministerio Publico y el derecho a la asistencia consular oportuna son de tal gravedad que han generado un efecto corruptor en las instancias de procuración, impartición y administración de la justicia.
Cabe destacar que la discusión entre los cinco ministros no se centró en determinar la culpabilidad o inocencia de la francesa, pues ante los errores y violaciones en el proceso, éstos se encontraron impedidos de hacerlo, por lo cual a pesar de haber quedado en libertad no fue exonerada por el delito de secuestro.

Al inicio el proyecto de la ministra Olga Sánchez Cordero no buscaba el amparo ‘liso y llano’, es decir la liberación inmediata de Cassez, sino sólo un amparo para ‘efectos’, con el fin de desechar la mayoría de las pruebas en su contra al considerarlas viciadas regresando el caso a un Tribunal Unitario para que volviese a analizarlo y dictar una nueva sentencia, contando con las únicas pruebas restantes con valor probatorio como lo son las tres declaraciones de las personas que identificaron a Florence Cassez como su secuestradora, ya que se realizaron antes y después del montaje de su captura, esta última figura de amparo era jurídicamente la más correcta pues se volverían a valorar las declaraciones de las víctimas y en tres meses aproximadamente emitir una nueva sentencia para determinar definitivamente la culpabilidad o inocencia de la francesa, mientras tanto el Poder Judicial habría cumplido con su función de impartir una verdadera justicia, y no una justicia a medias.

Es curioso señalar que el voto decisivo en la Corte para otorgar el amparo corrió a cargo del nuevo ministro Alfredo Gutiérrez Mena con menos de dos meses en el cargo e inexperto en materia penal, pues sólo hasta hace poco tiempo se desempeñaba como presidente del SAT.

Hoy la libertad de Florence Cassez y su regreso a Francia es un hecho, ella se va, pero para quienes nos quedamos en México nos deja con una enorme incertidumbre y con la eterna duda de saber si nuestras autoridades liberaron a una víctima más de las 100 mil existentes en prisión sin un debido proceso o se liberó a la que fue una fría secuestradora como lo afirman sus tres víctimas.
De acuerdo a una encuesta telefónica publicada por el Diario Reforma se indica que el 83% de las personas encuestadas no están conformes con la decisión tomada por la Corte y el 73% piensa que la francesa era culpable de los delitos por los que fue procesado.
Este no es el único caso, son muchas las personas a quienes no se les respetó su derecho a un debido proceso penal y viven actualmente en las cárceles; más aún cuando el 99% de los delitos cometidos en México quedan impunes de acuerdo a la CNDH y con un 42% de la personas legalmente inocentes en prisión por falta de sentencia, por lo cual al Poder Judicial le espera miles de solicitudes de revisión por casos similares a este.

La corrupción que permea al sistema de justicia en nuestro país ha quedado sobradamente demostrada, igualmente las autoridades e instituciones han sido exhibidas nacional e internacionalmente como incapaces de garantizar un debido proceso apegado a la Constitución y protegiendo los derechos fundamentales de sus ciudadanos.
Sin embargo nuestras autoridades aún tienen la oportunidad de demostrar con hechos que en el país no habrá impunidad y castigar a los verdaderos culpables que tienen nombre y apellido, siendo los principales Genaro García Luna como titular en ese momento de la Agencia Federal de Investigación y Luis Cárdenas Palomino ex director general de Investigación Policial considerado como la cabeza del montaje televisivo realizado el 9 de diciembre del 2005 y aceptado de manera oficial por Televisa en voz del conductor de noticieros Televisa, Carlos Loret de Mola.

Para Enrique Peña Nieto queda la gran oportunidad de demostrar la inexistencia de algún pacto para garantizar impunidad a su antecesor, pues los funcionarios antes mencionados independientemente de su responsabilidad también contaron con la complicidad por parte de Felipe Calderón quién en ese momento se ostentaba como Presidente de la República y sin escuchar razones prefirió no cumplir los Tratados Internacionales, tensando con ello las relaciones diplomáticas con un país amigo como lo es Francia, cabe de destacar que no es una campaña de desprestigio contra el Partido Acción Nacional como lo menciono su Presidente Gustavo Madero, sino simplemente una realidad a todas luces exhibida, pues Calderón no solo solapó estas violaciones de Derechos Humanos sino hasta premio a estos funcionarios, condecorando a Cárdenas Palomino en 2010 como el ‘policía del año’ y a García Luna con tres premios INNOVA por parte del gobierno mexicano en reconocimiento a las prácticas ‘exitosas’ de innovación en la Administración Pública Federal.

Motivo por el cual debemos exigir como sociedad se abra una investigación a fondo sobre los responsables y se sometan al juicio político respectivo para asegurarnos que ningún funcionario, ninguna institución pública o privada está por encima de la ley, de no hacerlo los mexicanos quedaremos en un completo estado de indefensión y viviremos un sexenio más ante la ausencia de un verdadero Estado de Derecho.
Twitter: @joseolguin_

Economía de huevos II: La cruzada nacional contra el hambre y la OMC

Por Juan José Mena Carrizales

Recientemente Herminio Blanco, candidato a dirigir la Organización Mundial de Comercio, ha dicho que su papel principal será revitalizar la fracasada Cumbre de Doha, como parte de las reuniones que pretenden profundizar las políticas de libre comercio de la OMC. Entre las propuestas que no avanzan en estas reuniones se encuentra la eliminación de aranceles y subsidios a productos industriales, manufactureros y alimentos. Entre los principales opositores a estas políticas, se encuentra: Brasil, China, India y los Estados Unidos.

En la teoría de “la mano invisible” de Adam Smith, el eliminar subsidios y la intervención del Estado por medio de aranceles y subsidios permitiría que el equilibrio de mercado nos lleve a un óptimo de mercado que igualaría oferta y demanda y a la estabilidad de precios, sin embargo, lo anterior es una ficción ideológica y de discurso político para implementar políticas cuyo único objetivo en un el mundo asimétrico de la economía internacional, es alentar al que compra dicha ideología a que participe: “flojito y cooperando”, es decir, implementando políticas que a la postre sólo beneficiarán a las trasnacionales que conforman el cartel de alimentos, y que obtiene sus réditos de la especulación de ellos.

Dos compañías (Cargill and Archer Daniels Midland) controlan tres cuartas partes del comercio mundial de granos. Cuatro grandes trasnacionales (Philip Morris, Nestlé, Procter & Gamble, y Sara Lee), controlan el 70% del Mercado de café. Sólo tres corporaciones (Cargill, ADM y Philip Morris) negocian el 80% de la producción mundial de cacao. Cinco agronegocios, (Astra-Zeneca, DuPont, Monsanto, Novartis y Aventis) representan dos tercios del Mercado mundial de pesticidas, casi un cuarto del mercado de semillas y virtualmente todas las semillas genéticamente modificadas.

De acuerdo a la FAO, el 80% del mercado mundial de alimentos es controlado por estas 10 grandes corporaciones. Según la misma FAO, cada seis segundos muere un niño de hambre en el mundo y cada día 17,000 niños pierden la vida por no tener nada que comer. Según la ONU, en el mundo ya hay más de 1,000 millones de personas que padecen hambre, la cifra más alta de la historia, y en todo el planeta hay 3,000 millones de desnutridos, lo que representa casi la mitad de la población mundial, de 6,500 millones.

Por otro lado, en los países miembros de la OCDE, considerados de “alto consumo”, la mala calidad de la nutrición, se manifiesta, de acuerdo a informes del propio organismo, en que en la población infantil de los países socios, uno de cada tres niños tiene sobrepeso; la mitad de la población total de los países socios tiene sobrepeso, es decir, una de cada dos personas; así como uno de cada seis es obesa. México ocupa el primer lugar en sobrepeso y obesidad, seguido por Estados Unidos. En México 30% de la población tiene obesidad y 70% sobrepeso. Lo sigue Estados Unidos, con 28% de obesos y 68% con sobrepeso.

Además del anterior problema de Salud Pública, la Presidencia de México reconoce que 7.4 millones de personas padecen hambre. Lo anterior era público, los economistas le llaman pomposamente: “insuficiencia en el ingreso alimentario”, pero en términos llanos de lo que hablamos es de hambre. 7.4 MILLONES DE MEXICANOS PADECEN HAMBRE. Estamos ante el holocausto (solución final del neoliberalismo).

Si hay exceso de oferta de mano de obra, que se mueran, que se mueran de hambre. Enrique Peña Nieto trata de mostrar un rostro más humano del neoliberalismo de Calderón. Como lo ha denunciado el candidato opositor y dirigente de MORENA, Andrés Manuel López Obrador, Peña Nieto, ante la grave emergencia nacional que vive el país en todos los sectores, después del sexenio trágico de Calderón, ha tenido que asumir algunas de sus propuestas de campaña, pero dice López Obrador que Peña Nieto lo ha hecho mal. Veamos:

Si bien se ha publicado que el presupuesto para apoyo del campo  ha aumentado 8%, numerosos líderes de organizaciones campesinas han expresado que esto será insuficiente ante las graves sequías y heladas que ha registrado el sector durante los últimos años. Además el problema no sólo es el aumento insuficiente, sino la pregunta de si el presupuesto llegará al productor real y no será acaparado por las mismas estructuras para fines no productivos, sino clientelares. Y además quienes controlan los precios y el sector, son, adivine Ud.: los carteles de las trasnacionales de alimentos.

El “mercado de alimentos” no es un concepto “abstracto”. Las empresas productoras no dejan de obtener ganancias mientras el mundo padece desabastecimiento, hambruna e hiperinflación. Cargill, en medio de la crisis financiera de 2009, la comercializadora de granos más grande del mundo, reportó un incremento de sus ganancias de cerca del 70%, respecto a 2007. Los beneficios para ADM, la segunda comercializadora más grande de granos, declinaron ligeramente en 2008, en parte debido a su gran volumen de inversiones en el mercado en baja de etanol de los EE.UU., pero aún así las ganancias de la empresa crecieron un 41% respecto de las registradas en 2006. Cargill, Nestlé, Monsanto, Unilever y ConAgra, manejan un valor combinado de ventas de 293 mil millones de dólares al año, mayor que el producto interno bruto de la gran mayoría de los países latinoamericanos. Empresas como Syngenta, Dupont o Cargill han anunciado beneficios multimillonarios durante 2010 por la comercialización del grano, al igual que en la crisis de 2008 las grandes multinacionales siguen logrando resultados positivos en sus balances.

Los especuladores, hoy, son quienes tienen más peso en los mercados de futuros, a pesar de que sus transacciones de compra y venta no tienen nada que ver con la oferta y la demanda real. En palabras de Mike Masters, gerente de Masters Capital Management, si en 1998 la inversión financiera con carácter especulativo en el sector agrícola era de un 25%, actualmente ésta se sitúa alrededor de un 75%. Estas transacciones se llevan a cabo en las bolsas de valores, la más importante de las cuales, a nivel mundial, como la Bolsa de Comercio de Chicago, mientras que en Europa los alimentos y las materias primas se comercializanen las Bolsas de Futuros de Londres, París, Ámsterdam y Frankfurt. Es principalmente, gracias a Goldman Sachs, es que este sector económico se ha vuelto popular para la especulación.

Los planteamientos de la Cumbre de Doja, de darle mayor libertad a los especuladores de bajar los precios de compra por un lado, destruyendo a los productores nacionales y permitiéndoles aumentar las ganancias, por medio de la eliminación de aranceles; y por otro lado, eliminar los subisidios para acabar con la endeble soberanía nacional de muchas Naciones, son un suicidio. El sólo hecho del fracaso del fracaso de esta psicópata intentona neoliberal, conocida como la Cumbre de Doha, ya debe entenderse como un avance, aunque los líderes de nuestros países, aún no tengan el coraje para implementar las políticas soberanas necesarias para salir de este problema mundial.

Por otro lado, México debe impulsar grandes proyectos de infraestructura que aseguren la llamada “soberanía alimentaria”, en medio de un entorno mundial adverso ante un escenario de guerra y crisis financiera internacional. El Movimiento Ciudadano LaRouchista y los Comités Laborales han impulsado durante décadas, incluir en la agenda nacional el Proyecto Hidráulico del Noroeste  (PHLINO) y el Proyecto Hidráulico del Golfo Norte (PHLIGON).

(Continuará).

Blog de WordPress.com.

Subir ↑