Buscar

Expreso del Progreso

El diario escrito desde la perspectiva del porvenir

mes

noviembre 2015

COMO VENCER AL BLOQUE OLIGÁRQUICO: LA ENSEÑANZA DE ALBERTO J. PANI EL “ROOSEVELT MEXICANO”

“CÓMO NEUTRALIZAR Y DIVIDIR AL ADVERSARIO”

Por Benjamín Castro

22 noviembre 2015

1.- ENSEÑANZAS DE LOS PRIMEROS 100 DIAS DE F.D. ROOSEVELT

2.- ALBERTO J. PANI EL “ROOSEVELT” MEXICANO

 

Sería ingenuo pensar que se puede ganar la presidencia en el 2018 solo por la vía de la mayoría de votos y la mayor popularidad. Se tiene que dividir al bloque oligárquico que siempre se opone con sus bases entre el empresariado y las clases medias. La mejor manera de hacerlo es ganar a esos sectores al proyecto de reconstrucción e industrialización de la economía.

Aunque podemos ampliar y documentar todo lo que aquí exponemos para usted en el momento que sea necesario, haremos aquí un resumen concentrado de ello:

1.- LOS PRIMEROS 100 DIAS DE F.D. ROOSEVELT

Todas las acciones realizadas por el presidente Franklin D. Roosevelt durante sus primeros 100 días en el poder de marzo a mayo de 1933 tuvieron un solo propósito: SACAR A LA ECONOMIA DE LA DEPRESION MEDIANTE EL USO DEL CREDITO FEDERAL O CREDITO NACIONAL EN LA TRADICION DEL SISTEMA AMERICANO DE ECONOMIA ANTI LIBERAL Y ANTI WALL STREET.

Para ello la primera acción de gobierno fue decretar el FERIADO BANCARIO del 9 al 13 de marzo para intervenir y auditar la banca privada; a los bancos que estaban insolventes y sin remedio se les quitó su licencia. Los que tenían remedio se les dio liquidez vía la compra de acciones para así inyectar liquidez al sistema. El 20 de marzo se dicta la Ley sobre Economía para imponer un programa de recortes en el gasto público (austeridad) y respaldar con ello el crédito del gobierno.

Después vino la creación de empleos mediante la contratación de 2.3 millones de  personas y se creó un DESPACHO ADMINISTRATIVO DE AYUDA FEDERAL para canalizar recursos para ayudar a la gente a tener alimentos, ropa, combustible, medicinas etc.

El 21 de marzo se crea la Autoridad del Valle del Tennessee, para iniciar una serie de obras de infraestructura hidráulica, hidroeléctrica y de electrificación de los estados del sur del país generando miles de empleos y aumentando la productividad de la región más atrasada de la nación.

Inmediatamente después se establece la Ley de Emergencia Hipotecaria Agrícola, con la que el gobierno federal otorgó créditos a bajos intereses a los agricultores para que recuperaran sus granjas que habían sido embargados por los bancos (uno de los signos de la gran depresión).

El 31 de marzo se crean los Cuerpos Civiles de Conservación para emplear a los primeros 300 mil jóvenes “hijos de la depresión”, y capacitarlos en actividades técnicas y de ingeniería así como actividades culturales etc.

El 19 de abril se ELIMINA EL  PATRÓN ORO que impide la generación de crédito e inyección de recursos a la economía. El 12 de mayo se establece la Ley de Ayuda Federal de Emergencia, para el rescate de municipios y gobiernos estatales que habían caído en bancarrota por la ayuda alimentaria a los miles de damnificados por la depresión. Harry Hopkins fue el encargado.

El 16 de  junio, se establece la Ley de Recuperación Industrial con medidas para recuperar la industria y proteger los derechos laborales creando sindicatos y eliminación del trabajo infantil.

Posteriormente, la creación de la Comisión de Obras Públicas (PWA) y la Ley del Crédito Agrícola.

Otra de las medidas adoptadas por el presidente Roosevelt fue la compra de bonos a estados y municipios para capitalizarlos y que participan en la generación de empleos. Como señalamos anteriormente, se generaron 2.4 millones de empleos antes del invierno de 1933-1934.

 

2.- ALBERTO J. PANI EL “ROOSEVELT” MEXICANO

Franklin D. Roosevelt y Alberto J. Pani se conocieron en 1918 cuando encabezaron la delegación mexicana y norteamericana a las pláticas del Tratado de Versalles a la cual viajaron en el mismo barco de guerra norteamericano.

Después, antes de asistir en 1933 a la Conferencia Económica y Monetaria Mundial en Londres, Pani visitó Washington para sostener “pláticas preliminares” con el presidente Roosevelt y unir esfuerzos entre las dos delegaciones para enfrentar a las “potencias del patrón oro” (partidarias de la restricción del crédito).

De regreso, Pani visitó nuevamente a Roosevelt en quien encontró -según relataría después- “una identidad de los conceptos” que vertieron la delegación norteamericana y la mexicana en la mencionada conferencia.  Sin embargo, Pani, como él mismo lo explica en uno de sus libros, ”México se anticipó a los principios  (comunes ndr.) en su propia política hacendaria”, cuando Pani fue llamado por el “Jefe máximo” a ocupar la Secretaría de Hacienda del gobierno de Pascual Ortiz Rubio en marzo de 1932.

En ese momento el país se hundía en una crisis deflacionaria, decrecimiento,  escasez de crédito, aumento del desempleo y parálisis, provocada por el “Plan Calles” diseñado por la corriente “deflacionista” de Manuel Gómez Morín con su Ley  del 25 de Julio de 1931. Dicha ley desmonetizó el oro haciéndolo huir del país, prohíbo la acuñación de moneda en plata e impuso una paridad artificial del peso basada en le noción del patrón oro, con la contradicción de que no había el metal, ya que la mayor parte del mismo se fugó del país y los capitales se “atesoraron” para no invertirse.

Bajo la conducción de Pani, el gobierno promulga la ley del 9 de marzo de 1932 para neutralizar todo el Plan Calles y acuñar moneda inyectándole liquidez al sistema financiero y creando una forma de CREDITO NACIONAL basado en la “ganancia” que se obtenía entre el valor de la plata acuñada y la plata en lingote.

Mediante la ley, se canalizó el crédito por la vía del redescuento a la banca comercial o privada y generó las más altas tasas de crecimiento y estímulo a la inversión, estableciendo un “equilibrio” entre el stock monetario y los bienes de consumo y de producción existentes.  Eliminó la “utópica paridad” basada en la noción del patrón oro para establecer una paridad basada en “el precio de los bienes de consumo interno”, es decir, una especie de canasta de bienes que se pueden adquirir con la moneda. Sobrevino un proceso de expansión y generación de empleos.

Para Pani sus acciones en la SHCP en 1932-33, son continuidad de lo iniciado en 1918 con la creación del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que acabada con “TRADICION  LA ECONOMIA LIBERAL DEL PORFIRISMO DE COBRAR IMPUESTOS SOLO AL CONSUMO”: El ISR le confirió  recursos al estado con los cuales “poder intervenir en la solución de los grandes problemas” de la nación.

Igualmente, la creación del Banco de México en 1925, bajo el gobierno de Álvaro Obregón, fue para Pani el logro del “viejo anhelo revolucionario del banco único emisor”, que quitaba esa facultad a los bancos privados como el Banco de Londres y México, Banco Nacional de México, Banco de Occidente etc.

Sin embargo, después de la salida de Pani del gobierno en 1927, la que se llamó la “corriente deflacionista”, desvirtúo la misión del Banco de México convirtiéndolo en un banco privado más bajo la dirección de un individuo que no entiende de otra cosa que hacer negocios con el crédito a particulares. En 1932, Pani restablece la función original del Banco de México como un banco nacional al estilo del que fue creado por la Revolución Americana, es decir, el único emisor y controlador de la moneda y el crédito, única vía por la cual el Estado puede tener un “instrumento para intervenir eficazmente en la solución de los altos problemas sociales y morales de la nación”.

Hay otras cosas importantes realizadas por Alberto J Pani como la organización de las Cámaras de Comercio e Industrial, sus aportaciones contra la tesis porfirista de la “educación rudimentaria” de Justo Sierra (leer, escribir y hacer operaciones aritméticas simples y básicas) o la organización de un Sistema Nacional de Ferrocarriles,  el sistema de drenaje de la ciudad de México, la terminación del Palacio de Bellas Artes, etc. LO MAS IMPORTANTE DE PANI FUE, SIN EMBARGO, QUE NO ERA ECONOMISTA.

Anuncios

¿A DONDE LLEVARA HOLLANDE A FRANCIA?

Por Benjamín Castro
El presidente francés Françoise Hollande, está ante una grave decisión: Responder a la provocación terrorista como está previsto, es decir, con medidas de militarización y una guerra contra Irak y Siria vestida de ataques al Estado Islámico de Irak y Siria (EIIS), o buscar una salida más inteligente como la de unirse al frente de naciones que en esa región combaten al EIIS como son el propio Irak, Irán, Siria naciones que además tienen el apoyo de Rusia y China. Esta última medida o curso de acción salvaría a Francia de una guerra de desgate y de un clima de terror dentro de Francia y de una probable ola de xenofobia en contra de los migrantes árabes arrojados de sus países por el EIIS y por la miseria. Desearíamos que Hollande tenga la suficiente inteligencia y mesura para optar por un acuerdo con otras naciones para combatir al EIIS y no una reacción “con el hígado” como decimos acá en México. La lucha contra el EIIS no es en alianza con los Estados Unidos puesto que ya se ha documentado mucho que el gobierno de ese país, el del presidente Barak Obama, esta aliado a Al Qaeda, la organización madre del EIIS, y con el propio EIIS por la vía de los gobiernos de Qatar y de Arabia Saudita. La perspectiva de los gobiernos de Siria, Irán, Irak y Rusia, con el apoyo de China es muy diferente a la mera guerra o las acciones militares. Su proyecto de pacificación incluye desarrollo económico, grandes proyectos conjuntos de infraestructura como la Ruta de la Seda que es la política oficial del gobierno de China para “integrar” a las naciones que van desde el mar de China hasta el Báltico y el mal de Norte y el Atlántico. Por esa ruta debe de irse Francia. El hígado no es buen consejero. Hollande debería buscar en la personalidad y el ejemplo del General Charles de Gaulle, la inspiración y el ejemplo a seguir en este momento, sobre todo porque ambos personajes enfrentan una amenaza similar; De Gaulle a los nazis y Hollande al EIIS.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑